23/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Un niño cubano es presidente de un CDR y la maquinaria de propaganda del régimen se afila los dientes

El espía Gerardo Hernández lo celebra: hay muchachos que quieren ‘servir a la Revolución’, dice.

Según reporta el porta digital Diario de Cuba, el régimen cubano continúa su campaña propagandística por los barrios de La Habana, mientras Luis Manuel Otero Alcántara está hospitalizado tras varios días en huelga de hambre.

El medio oficialista Cubadebate informó este martes de las alabanzas del espía Gerardo Hernández Nordelo a un niño cubano de 14 años que es presidente de un Comité de Defensa de la Revolución (CDR), el sistema de delación y control social creado por Fidel Castro en los años 60 del siglo pasado.

Hernández, coordinador nacional de los CDR, dijo que esa organización tiene «las puertas abiertas para todos los jóvenes que deseen trabajar en la solución de los problemas que afectan a sus comunidades, a sus vecindarios. Y digo trabajar, porque aquí no hay varitas mágicas».

Según el espía, «Oscarito» es «un ejemplo de que la juventud cubana no está perdida«. «Cuando supe de él fui a conocerlo. Anda con una libretica y tiene bien identificado cuáles son las cuestiones de mayor preocupación en la comunidad, en algunas de las cuales hemos empezado a trabajar ya, a ver en qué medida se pueden ir resolviendo», agregó.

Oscar Águila Sarduy es presidente del CDR #3 «Camilo Cienfuegos», de la Zona #41, del municipio Plaza de la Revolución. «Es el presidente y coordinador más joven» de Cuba, informó Cubadebate.

«Prefiero servir que estar jugando y haciendo cosas de niños, aunque sea un niño. Para mí no hay cosa más linda que tener una infancia y adolescencia de esta manera, y cuando sea grande decir ‘yo serví a mi Revolución desde chiquitico y mi esfuerzo ayudó a mejorar la vida del vecindario'», dijo Águila.

Según la citada fuente, «el barrio de Oscarito» está en la barriada conocida como «La Timbita».

Según las palabras del menor, el financiero del CDR tiene 15 años. «El otro, tiene 16 y se encarga de los trabajos voluntarios y la recogida de materias primas. En el equipo de la zona, la vigilante zonal tiene 26 años. Y así, seguiremos trabajando por incorporar a todos los jóvenes que quieran servir a los suyos«, detalló.

Cubadebate agregó que el niño quería ser presidente del CDR desde los cinco años. El menor coordina «90 cederistas de su comité y otros cientos de los seis restantes CDR de la Zona #41», agregó la fuente oficial.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Tags

Source link