28/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

«Un fracaso, un desastre para el béisbol cubano», Cuba por primera vez ausente en el béisbol olímpico

Los Juegos Olímpicos (JO) han organizado el béisbol como deporte de exhibición y de forma oficial en 12 oportunidades.

El béisbol apareció por primera vez en JO en Estados Unidos, en la edición de San Luis, en 1904 como exhibición; en Melbourne, Australia, en 1956 regresó como exhibición (edición en la cual el Melbourne Cricket Ground stadium registró la mayor cantidad de fans, con la asistencia de 114 mil espectadores en un partido). En esa misma categoría fue llevado a los juegos celebrados en Los Ángeles en 1984 y en Seúl, en 1988.

De forma oficial el béisbol figuró en el calendario por primera vez en las olimpíadas de Barcelona 1992. Desde Barcelona 1992 hasta Pekín 2008 la pelota figuró oficialmente en el calendario de los JO, 5 ocasiones consecutivas.

En 5 JO de verano Cuba se coronó campeón en tres (1992, 1996 y el 2004). En el 2000 Estados Unidos ganó el metal dorado tras derrotar en la final a Cuba, con brillante labor monticular de Ben Sheets, quien posteriormente lanzó en 12 temporadas en las Grandes Ligas con récord de 94 éxitos y 96 fracasos.

En Sidney, Sheets dominó a una tanda ofensiva cubana que encabezaron Orestes Kindelán, Orestes Pacheco y Omar Linares y la presencia de uno de los lanzadores con mejor recta en toda la historia de Cuba, Maels Rodríguez.

El otro campeón en JO fue Corea del Sur, en Pekín 2008, tras derrotar en la final a Cuba.

De forma oficial, desde Barcelona hasta Pekín los únicos equipos que tomaron parte en el béisbol fueron Japón y Cuba.

Para los Juegos Olímpicos de Tokio , Japón se va a convertir en el único país con presencia oficial en el béisbol de los JO.

El béisbol cubano, que ha tenido múltiples fracasos en eventos internacionales desde el 2007, no estará en Tokio tras la eliminación en la Florida.

Este martes por la noche en Port St Lucie, estado de la Florida, la selección de Cuba sufrió una costosa derrota 6-5 ante Canadá, en la eliminatoria olímpica de cara a Tokio.

En la apertura Cuba también sucumbió 6-5 ante Venezuela. Ha sido, sin lugar a dudas, un rotundo fracaso de la selección nacional de Cuba, que viajó a la Florida con el sueño de clasificar a Tokio, o en último caso, ganar uno de los dos boletos a la última clasificatoria olímpica que comenzará este 22 de junio en México.

Tanto la Florida como México solo darán un boleto a los próximos Juegos Olímpicos.

Fracaso tras fracaso ha sido la tónica del béisbol cubano en los últimos 14 años en la arena internacional.

La fanaticada cubana albergó la posibilidad de una clasificación de Cuba a Tokio, si tenemos en cuenta que ahora peloteros profesionales de diferentes ligas jugaron de forma oficial con el equipo Cuba, entre los que figuran Yadil Mujica, Yadir Drake y Erisbel Arruebarrena (jugó 22 juegos en el 2014 con los Dodgers de Los Ángeles, en las Grandes Ligas, tras firmar contrato de 25 millones de dólares).

Los tres jugadores antes mencionados han jugado en diferentes ligas profesionales en el Caribe y Asia.

Ahora en esta clasificación olímpica en la Florida, falló el pitcheo abridor, tanto de Lázaro Blanco y Carlos Viera. En el aspecto ofensivo en los partidos ante Venezuela y Canadá, Cuba llegó al noveno inning con desventaja de una carrera.

Sin embargo, con corredores en circulación fallaron con el empate o la ventaja en las muñecas de Viñales ante Venezuela y Lisván Correa ante Canadá. Ambos cedieron el out 27 en esos dos partidos clasificatorios a la segunda ronda.

Hasta ahora ya avanzaron a la súper ronda los equipos de Canadá, Venezuela y Estados Unidos.

El béisbol en Cuba es pasión. Los estadios en las provincias durante las Series Nacionales reúnen a multitudes.

La pelota es la cara del deporte en Cuba. Siempre lo ha sido desde que Cuba ganó el Segundo Campeonato Mundial en 1939 en el evento realizado en La Habana.

Posteriormente Cuba se coronó monarca en las ediciones de 1940, 1942, 1943, 1950, 1952, 1971, 1973, 1984, 1953,1961, en 5 ocasiones consecutivas desde 1969 hasta 1973, así como en 1976, 1978 y 1980.

Desde 1984 hasta el 2005 Cuba ganó consecutivamente 9 coronas mundiales.

Róterdam 2005 fue el último evento universal en que Cuba se impuso. Han pasado 16 años y el elenco cubano ha sufrido derrotas tras derrota en la mayoría de los eventos internacionales.

Hay que señalar que en la etapa 1961 hasta el 2005 la mayoría de los países presentaban nóminas juveniles y universitarias en las lides mundiales.

Todo lo contrario, Cuba asistía a estos eventos internacionales con peloteros que jugaban todo el año en las Series Nacionales. Las licencias deportivas le permiten a esos peloteros no desempeñar una labor profesional en ninguna institución, ya sea del gobierno cubano (estatal) o privado, lo que se conoce en Cuba como un trabajo NO estatal.

Indudablemente que la presencia de peloteros descartados de las Grandes Ligas o prospectos en ligas menores que ahora juegan por sus países en eventos internacionales aumenta las posibilidades de ganar con esas naciones en los juegos contra el equipo nacional de Cuba.

Por otra parte, los mejores peloteros o prospectos de Cuba han decidido irse de su país con el sueño de firmar y jugar a nivel profesional en diferentes ligas en el Caribe, Asia y Estados Unidos.

Ahí tenemos ejemplos como José Dariel Abreu, Yoennis Céspedes, Aroldis Chapman, Yuli Gurriel y Alexei Ramírez, por sólo citar 5 jugadores que juegan o han militado en equipos de las ligas mayores.

La realidad para el béisbol cubano cambió en las últimas dos décadas. La salida de la isla de sus mejores peloteros , o prospectos juveniles, en y la entrada de jugadores profesionales a equipos de diferentes países (sin la presencia de jugadores de la MLB. El sindicato y las Grandes Ligas no permiten a sus jugadores participar en eventos como es el caso del clasifatorio olímpico ahora en la Florida y en el béisbol olímpico de Tokio en julio-agosto próximos).

Fans y especialistas hablan de un futuro equipo unificado. Mi opinión: No lo creo. Se tienen que resolver muchos problemas, y tal parece que la Federación Cubana no tiene las facultades para resolverlo. Está en las manos de los principales dirigentes del gobierno cubano. Parece que por el momento ese asunto no se va a resolver.

Además, la inmensa mayoría de los peloteros cubanos que juegan en Grandes Ligas han perdido el interés en jugar por el denominado futuro equipo UNIFICADO, que, reitero, personalmente no lo veo en un futuro cercano.

LA HUIDA DEL CESAR.

En la última edición de la pelota cubana el mejor pelotero fue, sin lugar a dudas, el camarero de Cienfuegos César Prieto, quien fue líder de los bateadores con un astronómico bateo de 403, además de terminar de primero en otros departamentos ofensivos.

Prieto al llegar la semana pasada con la delegación cubana al hotel donde se hospeda esa comitiva en West Palm Beach abandonó el hotel. Su sueño, como el de todo pelotero en cualquier país del mundo, jugar en las Grandes Ligas.

Con 22 años, Prieto ha demostrado ser un talentoso jugador, que reúne las 5 herramientas, tal como señaló el ex pitcher pinareño de las Grandes Ligas José Ariel Contreras, invitado al programa “Deportes con los Grandes ( se transmite por Radio Martí de lunes a viernes a las 10.30 AM).

Para que el béisbol cubano mejore se tienen que hacer grandes cambios, darle mayores oportunidades a sus jugadores para que se desempeñen en ligas del Caribe y Asia.

Además se debe fomentar el pasatiempo nacional desde edades tempranas y volver a la pirámide deportiva que se perdió en los últimos años, por no mencionar décadas.

Hay elementos técnicos que necesitan mejorar los peloteros cubanos, tanto bateadores como lanzadores, y también desde el punto de vista defensivo, pero para eso tendrán que contratar a glorias que han sido descartados de las preselecciones nacionales ( léase los casos de los Vinent, Casanova, Rogelio, etc, que con sus sabios consejos y conocimientos pueden ayudar a los jóvenes y a los consagrados jugadores).

Los dirigentes del béisbol cubano van a tener que trabajar con una nueva filosofía, con nuevas ideas, siempre y cuando la difícil burocracia se lo permita.

No se pueden dar el lujo de seguir perdiendo en los eventos internacionales. La pelota es el deporte nacional.

El fútbol llegó a los hogares cubanos a través la televisión, sobre todo con ligas de Europa en los últimos años.

La historia cambió radicalmente. Ahora la televisión cubana necesita adquirir, comprar los derechos de transmisión de la televisión de ligas extranjeras, y al no disponer de recursos económicos, esas ligas dejarán de verse en la pequeña pantalla en la mayor isla de las Antillas.

El béisbol cubano necesita una reflexión total. Los fans lo van a pedir por todas las vías, y a esos fans hay que responderles.

Lo que acaba de suceder en la fase clasificatoria olímpica en la Florida ha sido un verdadero fracaso, un desastre para el béisbol cubano con esas dos derrotas en cuestión de poco más de 24 horas ante los equipos de Venezuela y Canadá, que presentaron en su nómina algunos peloteros descartes de las Grandes Ligas y ligas menores.

Source link