23/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

testimonios desde Cuba sobre COVID-19

Dos brotes de coronavirus provocaron el cierre de varias barriadas en el municipio capitalino de Marianao, mientras el aumento de los casos de COVID-19 en el país está causando el colapso de centros hospitalarios y se agudiza la crisis por el faltante de alimentos y medicamentos, así como el incremento de las multas, dijeron a Radio Televisión Martí residentes en varias provincias cubanas.

Desde el martes hay dos eventos de trasmisión en Mariano, informó el Consejo de la Defensa Municipal (CDM). Desde allí, nos cuenta el periodista independiente Enrique Díaz: “Muy cerca de mi barrio hay varias personas que están aisladas con coronavirus y toda esa zona está cerrada, realmente es una situación muy tensa, que se complica con las personas saliendo a la calle en busca de alimentos”.

Centro Habana, es el municipio con la mayor densidad poblacional de la nación, donde también aumentan los casos de contagio y el desabastecimiento de alimentos y medicamentos, señala el sociólogo Ángel Marcelo Rodríguez Pita.

“Se ha perdido el control sobre la pandemia y el gobierno no tiene una propuesta real para hacer frente a la COVID-19, y se sigue especulando y apostando mucho sobre la vacuna nacional”, concluyó Ángel.

En Isla de la Juventud no hay medicinas en las farmacias, y los vendedores que traen alimentos desde Batabanó, son multados y sufren el decomiso de sus productos en medio de la falta de alimentos, reporta la activista Martha Pérez.

“Lo que le están poniendo para todo tipo de infecciones en el hospital a los pacientes es Rocephin, porque no existe otro tipo de antibiótico”, apunto Martha.

Los Arabos, en Matanzas están asilados de otros pueblos, no se puede salir y no hay alimentos, siendo los más vulnerables los más perjudicados, comenta el director del Instituto de Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP), Alberto Corzo.

“Los viejitos no están recibiendo ningún tipo de atención por la parte gubernamental”, expresó Corzo.

La prisión provincial de Sancti Spíritus sigue enfrentando un brote de coronavirus, destaca el comunicador Adriano Castañeda.

“La cárcel Nieves Morejón suspendió la recepción de nuevos reos, y siguen las restricciones de llamadas a los presos para que no filtren nada y es una situación muy dura y difícil para los reclusos”, recordó Adriano.

Leydis Tabares, alerta la situación con el Covid-19 en el Hospital Provincial de Camagüey, Manuel Ascunce Domenech.

“Allí hay un evento grandísimo de COVID-19 y están cerrados dos pisos, el cuarto y el quinto, pero los médicos no tienen condiciones ni medicamentos para trabajar”, afirmó Leydis.

Banes, en la provincia de Holguín, enfrenta un brote de sarna (escabiosis) infantil, y en el Hospital Materno Infantil Dr. Luis Mario Cruz, no hay medicamentos para su tratamiento, nos dice el activista William Tamayo.

“Hay niños recién nacidos ingresados por escabiosis y dengue, y no hay antibióticos ni nada, entonces los familiares andan como locos en la calle recurriendo a la medicina verde”, nos dijo el opositor.

Y desde Guantánamo, el comunicador independiente Anderlay Guerra Blanco, describe el faltante de comida.

“El precio del aceite esta sobre los 280 pesos en moneda nacional, en la calle ni en el mercado negro se puede encontrar el arroz ni el frijol, y la carne de cerdo está completamente desaparecida”, dijo el periodista.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP), reportó este jueves 1,060 nuevos casos de COVID-19 y 7 fallecidos a causa de la enfermedad, para un total de 112,714 contagiados y 701 muertos desde el comienzo de la pandemia en la isla.

Según los datos oficiales, permanecen hospitalizados 21,253 pacientes, de los cuales 5,448 son casos activos confirmados, 3,323 tenían síntomas sospechosos y el resto está en vigilancia epidemiológica.

La Habana continúa siendo la provincia más afectada, con 636 casos nuevos, seguida por Santiago de Cuba, con 70; Camagüey, con 57, y Matanzas, con 56 contagios.

Source link