20/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

«Somos cientos a quienes les niegan la entrada a Cuba», denuncia periodista tras iniciar trámites de refugio en Costa Rica

Cubanos de varias regiones del país alertaron a Radio Televisión Martí que el rebrote de COVID-19, que tan solo en el mes de abril ha contagio a más de 14 mil personas y ha ocasionado 66 muertes, podría complicarse aún más.

“Hoy todavía con indicadores de mucha transmisibilidad en nuestro país. No podemos hablar de nada favorable”, dijo este jueves el Dr. Durán García, jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública al informar de otros cuatro fallecidos por COVID-19 en Cuba y 1,004 nuevos casos de la enfermedad.

Desde varias localidades del país, cubanos alertan que el ya difícil panorama de la enfermedad, se vería aún más afectado por las precarias condiciones en los centros de aislamiento, las demoras con las pruebas PCR, la falta de medicamentos en centros hospitalarios y el alto nivel de contagio en las prisiones.

Mientras que la escasez de alimentos cada vez más crítica, no les deja otra opción que exponerse al contagio en las interminables colas para conseguir qué comer.

El brote en Jagüey Grande, en Matanzas, está en estudio por la compleja situación epidemiológica que presenta, según reconoció el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

Este jueves, cumplen 16 días confinados los residentes del poblado de Torriente, en el municipio de Jagüey Grande, donde no hay ni ambulancias para llevar a las personas a los centros de salud, según relata desde allí, el activista Alexander Águila Sosa.

“La delegada del Poder Popular aprobó que los bicitaxis trabajen hasta las dos de la tarde, por las quejas de las personas, que necesitan ir al centro médico de primeros auxilios y no había quien los llevara. Sigue la situación muy mala en los centros de aislamiento, que carecen de tomas eléctricas, agua potable y una alimentación adecuada”, dijo el opositor.

En el Destacamento 11 en la prisión de Kilo-7 en la ciudad de Camagüey están hacinados un grupo de reclusos que pasaron el Covid-19.

Allí están teniendo problemas con la asistencia médica, según informó en llamada telefónica desde esa cárcel, el prisionero político Vidal Valentín Antúnez Díaz, al activista Jiordan Marrero Huerta, al frente del Partido Demócrata Cristiano de Cuba en el territorio.

“Hay unos 90 prisioneros confinados, en las peores condiciones y aún con secuelas ocasionadas por el contagio con el COVID-19”, señaló Jiordan.

Adriano Castañeda, comunicador independiente en la ciudad de Sancti Spíritus, apunta que las personas que se encuentran en centros de aislamiento, se quejan de la demora para obtener los resultados de la pruebas PCR.

“La prisión Nieves Morejón continúa infestada y además, ante el aumento de los casos en la provincia, los ómnibus siguen llevando en horarios nocturnos a las personas para los centros de aislamiento designados por el gobierno”, comentó Adriano.

Desde Marianao, en La Habana, el comunicador Enrique Díaz expresa preocupación por el alto por ciento de menores que están siendo contagiados: “Esos niños se están enfermando de la Covid-19 por nosotros los padres, que tenemos que salir diariamente a la calle para buscar que comer y entonces los ponemos en riesgo, pero no hay de otra”.

El doctor Alberto R. Piriz Assa, jefe del Grupo de expertos del Hospital Militar de Holguín para la atención a pacientes pediátricos, dijo al diario provincial Ahora que “durante los primeros tres meses de 2021, de esa instalación han salido de alta tras rebasar la enfermedad, un total de 197 menores”.

El pastor apostólico tunero, Yoel Demetrio, nos dice que su nieta de dos años, que fue diagnosticada positiva y es sintomática, está internada en el hospital militar de Holguín Fernando Valdés Domínguez, junto a la madre de la menor, mientras que el padre sigue en un centro de aislamiento en Las Tunas donde son pésimas las condiciones.

“Nuestra hija es hipertensa y allí no hay medicamentos para su tratamiento, ella está allí para cuidar la niña y está en medio de una ola de contagios, le hicieron el PCR hace ya una semana y todavía no le han dado el resultado”, denunció el pastor.

En la ciudad de Bayamo, provincia de Granma, los casos aumentan diariamente y los mercados que venden lo poco que abastecen, están cerrando a la 1 de la tarde, señala el periodista independiente Roberto Rodríguez Cardona.

“Hay cuadras cerradas en varios repartos y la búsqueda de alimentos se reduce solamente al horario de la mañana, lo que crea unas aglomeraciones inmensas en las colas, es imposible mantener el distanciamiento social”, destacó Cardona.

En Los Palacios, en Pinar del Río, entre los casos reportados esta semana hay un brote en la sede del partido municipal.

La falta de alimentos y productos de primera necesidad agravada desde el inicio de la pandemia ha despertado el descontento popular en esa región de Cuba, informa el periodista independiente Maikel Norton.

“Han aparecido carteles en contra del gobierno en el pueblo, porque la gente está harta. El pueblo lleva más de un año enfrentando el desabastecimiento”, recordó Norton.

Source link