02/08/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Sobrevivientes al COVID-19 denuncian «la desidia absoluta» de las autoridades cubanas (VIDEO)

Cuba amanece este viernes con las peores cifras reportadas durante toda la pandemia: 6,422 nuevos casos de COVID-19 y 28 fallecidos, mientras que pacientes diagnosticados con el virus denuncian a Radio Televisión Martí el caos imperante en hospitales y centros de aislamiento y lo que denominan como «la desidia absoluta de las autoridades cubanas».

En una visita realizada este viernes a Matanzas, el punto más grave de la crisis epidemiológica en Cuba, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel dijo que «se seguirán creando capacidades para ingresar a los positivos de COVID-19, pero las altas cifras obligan por ahora al ingreso domiciliario a pacientes sin complicaciones».

En esta provincia la situación es muy compleja, con la circulación de las cepas beta y delta, y donde en los últimos 15 días se han confirmado 10,800 casos; y solo este este viernes, 3, 557.

Beatriz Díaz, desde Jovellanos, en esta provincia, denuncia la situación de su hija y nieto de 12 años, ambos positivos e internados en el Hospital Pediátrico Provincial Eliseo Noel Camaño, donde es pésima hasta la atención médica.

“Le han puesto tratamiento al niño, pero a mi hija, que está allí junto al menor, no le han dado nada. Estoy harta, ya esto es inconcebible lo que está pasando con la salud pública aquí, en la provincia de Matanzas”, alertó Beatriz.

Este jueves fueron trasladados de urgencia para el Hospital Infantil de la ciudad de Santiago de Cuba, la hija menor y la esposa del activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) Ovidio Martín Castellanos, luego de haber permanecido seis días aisladas junto a él y los otros dos menores en la Escuela de Arte Pepito Tey en Santiago, informó el opositor.

“Ahora mismo mi esposa y la niña de un año y nueve meses, fueron llevados para el hospital porque la niña comenzó a presentar mucha falta de aire y fiebre alta, entre otros síntomas. La pequeña había dado negativa conjuntamente con la mamá en el primer test, cuando fuimos internados, pero en el PCR que le practicaron ayer. Ahora aparece que ambas están positivas, mientras que mi hijo y yo, diagnosticados de positivos, ya fuimos dados de alta este jueves”, señaló.

En la ciudad de Sancti Spíritus, el comunicador Adriano Castañeda dio positivo, luego de ser contacto directo de su hermana, Vilma Castañeda, que ya fue dada de alta del centro de aislamiento, después que un test rápido que resultó negativo.

En la instalación, a la mujer sólo le pusieron dos sueros de interferón, mientras que Adriano aún espera en casa porque no hay capacidad en los centros de aislamiento.

Tengo síntomas, pero estoy sin tomar nada para aliviar los mismos porque no hay ningún medicamento, ni al menos un analgésico para los dolores musculares, y estamos esperando para ser internados”, contó el periodista independiente.

Osmani Poveda Hernández, que reside en San Juan y Martínez y acaba de salir de un centro de aislamiento en la ciudad de Pinar del Río, ubicado en la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE), fue contacto directo de su esposa Aimée Ascuy, que también está internada en otro lugar.

“Allí las condiciones eran las peores, y estaban juntos positivos y negativos. No había higiene, el alimento muy malo, y el agua la ponían por la tarde, sobre las 4, por un período de 20 minutos solamente”, afirmó el tabacalero.

La esposa del periodista independiente Vladimir Turró, que está embarazada, aún tiene secuelas, luego de haber pasado recientemente el coronavirus en el Hospital Materno Infantil Fátima, en el municipio de Guanabacoa, donde faltaba el agua y hasta los medicamentos.

“Allí ella adquirió parásitos producto de la mala higiene que existe en el hospital, y todo esto ha desencadenado una situación adversa para su salud en medio del embarazo, de la cual todavía está padeciendo”, dijo el comunicador.

Ya hace dos semanas que Dairis González Ravelo salió del centro de aislamiento instalado en el politécnico de la salud en la ciudad de Morón, provincia de Ciego de Ávila, y aún desconoce si su familia fue contagiada por ella.

“Todavía estoy esperando el resultado del PCR de mis dos niños, de mi esposo y mi mamá, y ya hace 14 días que yo fui positiva”, concluyó.

Source link