Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

Situación crítica en Camagüey y Holguín por déficit de generación eléctrica

La situación en las provincias de Camagüey y Holguín se agravó considerablemente a causa de la falta de generación eléctrica provocada por la crisis de combustible en Cuba.

En el caso de Camagüey, las autoridades calificaron de “muy compleja” la situación electroenergética. “El lunes el déficit de electricidad ocupó, incluso, el 90% de la demanda provincial. Con la entrada al sistema de la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras, mejoró la disponibilidad; sin embargo, las circunstancias siguen siendo desfavorables y el impacto sobre los servicios y la economía también es negativo”, reportó la prensa local.

El abastecimiento de agua es uno de los problemas constantes que enfrenta la población a causa de la interrupción del fluido eléctrico. “Once carros pipas sirven el agua a los lugares donde más escasea: la parte alta de La Caridad, Torre Blanca, las calles Lugareño y Honda, Florat, entre otros; además de las instituciones a las que también se presta el servicio, como el hospital pediátrico, el hogar de ancianos, círculos infantiles”, aseguró el periódico Adelante.

Alexey González Peláez, miembro del Buró Municipal del Partido Comunista de Cuba, explicó al medio oficialista que alrededor de diez unidades gastronómicas en los diferentes consejos populares ofertan comida a familias que dependen de la electricidad para cocinar.

En Holguín no es muy distinta la situación energética. Las interrupciones del servicio eléctrico dejan sin agua a la población por lo cual se implementaron medidas como ubicar cada sistema de distribución en un mismo bloque de apagones, para garantizar que las estaciones de bombeo conectadas a cada sistema, funcionen al restablecerse el fluido eléctrico.

“En la provincia son 88 las zonas de distribución y una población superior a las 123 mil personas mayormente afectadas por la suspensión del fluido eléctrico, fundamentalmente de los municipios de Holguín con 42 zonas, Banes, la cabecera municipal de Calixto García, Frank País, Levisa en Mayarí, y Urbano Noris, donde también influyen las roturas de equipos por igual causa”, informó el periódico local ¡ahora!.

Juan Mario Hechavarría, director adjunto del Instituto de Recursos Hidráulicos en la provincia, dijo que la capital funcionan tres sistemas: Norte, asociado a la presa Cacoyugüín y planta Potabilizadora Alcides Pino; Sur, asociado a la presa Güirabo y la planta de tratamiento Pedernales, y Este, presa Gibara y planta Holguín II.

Para abastecer completamente al sistema Norte se necesita poner en explotación cuatro estaciones de bombeo, distantes una de otra, ubicadas entre la salida de la presa Cacoyugüín y el reparto Lenin, dijo Hechavarría. Para ese sistema se está instalando un grupo electrógeno porque es el de mayor afectación en la ciudad de Holguín, con 12 zonas con ciclos por encima de los siete días.

En los otros sistemas, según se lee, las afectaciones son menores porque en algunas zonas el agua llega por gravedad.

A los problemas del déficit de energía en las estaciones de bombeo se suman, además, las roturas de los motores que provocan una disminución de la presión de agua o la ausencia de esta en lugares altos.

La falta de combustible que mantiene en jaque los servicios básicos de los cubanos no solo constituye un impedimento para la generación de electricidad. Camagüey ha tenido que limitar el transporte sanitario y en algunos municipios se están utilizando medios alternativos para trasladar a los pacientes, indicó Adelante.

También se suman a la compleja situación los atrasos en la política distributiva de algunos productos de la canasta básica, como arroz y azúcar; la reducción de la producción de pan por la falta de harina y la distribución de leche para los niños.

Source link