24/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Se suicida en La Habana el joven reguetonero Iván El Bacoco

La música repartera, esa derivación de la música urbana que se escucha en los barrios más pobres de Cuba y en las discotecas más cubanas de Miami, debe convertirse en un género contestatario, según opina uno de sus más exitosos cultores, Yosvany Arismin Sierra Hernández «Chocolate MC».

«Yo, Chocolate MC, el Rey del Reparto, después de este CD, voy a convertir mi género hasta que se caiga eso ahí, en un género en contra el Estado, así que todos los reparteros que no quieren abrir los ojos y cantar por el pueblo, que se pongan a cantar cha cha cha o house o pónganse a vender pan», dijo el autor de «Bajanda» a propósito de anunciar el lanzamiento del volumen 2 de La República Repartera.

Chocolate MC, al centro, rodeado de sus seguidores en Cuba.

El popular artista, conocido también como El Rey del Reparto, participó en una charla virtual con el opositor cubano, Eliécer Avila, ambos radicados en Estados Unidos, en la que habló de sus orígenes en la música, la represión en Cuba y su solidaridad con artistas contestatarios como Maykel Osorbo, el rapero del Movimiento San Isidro y los opositores de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

«La dictadura castrista y la Seguridad del Estado no ha eliminado a esa gente, a Maykel, al Funky… porque no quiere convertirlos en mártires», declaró.

El músico alertó a sus seguidores de la estrategia del régimen comunista de ofrecer fiestas, carnavales y bebidas para enajenar a los cubanos de su propia realidad.

«Cuando les pongan la pipa de cerveza y les hagan carnavales para que a ustedes se les olvide lo que está sucediendo, ustedes les ponen la canción de El Micha («Un sueño. Cuba grita Libertad»), les ponen Patria y Vida, les ponen Fuego con la PNR y griten la conga de Policía pin**. Porque es que el pueblo cubano es así, una pipa de cerveza, unos carnavales y se olvidan de que no tienen comida», declaró el autor de numerosos temas, algunos que superan las 17 millones de reproducciones en Youtube.

«En Cuba hay un problema real y hay que cambiarlo, todos juntos, la juventud», declaró.

El periodista Jesús Jank Curbelo, en su extensa crónica en El Toque, titulada «Reparto: el reguetón de los pobres» explica que «En 2010, cuando la ausencia de Elvis (Manuel) era un hueco en la escena, apareció Chocolate. Y Chocolate hablaba de campismos. Daba pie en la piscina de la farándula, de los artistas que enseñan más plata de la que ganan, y sacaba ventaja braceando con canciones crudas sobre pandillas en Centro Habana, niños sin zapatos, plantes abakuá…».

Chocolate MC, «Dividió la escena en dos estratos: los asentados, con sus películas y sus conciertos, por ejemplo, en el Salón Rojo de El Capri, por 100 CUC; y los infortunados, los hijos del obrero, con sus presentaciones en parques y plazas públicas».

Jank Curbelo destaca el aporte de Chocolate MC al distinguir el reguetón hecho en Cuba del que se hace en Puerto Rico. «Eso, que ya no sonaba extranjero, con textos ácidos, melodías tipo Elvis y raps duros, resultó un género al que Chocolate bautizó “morfa” (cubanización de raggamuffin, subgénero del reggae) y al que en la calle le dicen “reparto”. Era, por fin, y según los que lo hacen, el reguetón cubano».

El género hecho por «artistas sin dinero, que hacen música sin invertir dinero, para que baile gente sin dinero», dice El Toque se distribuye principalmente por el Paquete Semanal, videoclips que cuelgan en internet, o transmisiones directas en las redes sociales.

Source link