24/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Sale un nuevo video del Gobierno cubano para desmentir los rumores sobre Otero Alcántara

Luis Manuel Otero Alcántara ha vuelto a aparecer en un nuevo video filtrado en el que se ve al artista sentado en una cama de hospital, presumiblemente el Calixto García de La Habana donde fue ingresado el pasado 2 de mayo, con una bandeja de comida sobre las piernas y en presencia de uno de sus tíos.

En las imágenes, de muy mala calidad y posiblemente filmadas sin su consentimiento, Alcántara aparece masticando pero, al mismo tiempo, se nota su reticencia a ingerir comida, aunque lo hace en dos ocasiones a instancias de quien filma, posiblemente un doctor o alguien enviado por el Gobierno, y su tío, que le pregunta cómo está y rechaza la comida que le ofrece su sobrino. «No, no, no, para nada. Aliméntate», responde.

En los últimos días algunos medios independientes habían especulado con la posibilidad de que el artista se mantuviera en huelga de hambre en el hospital, por lo que el video parece dirigido a desactivar la duda.

Las imágenes han sido difundidas en un canal de YouTube afín al Gobierno y están editadas. En los segundos finales, Otero Alcántara dice: «La gente en la calle cree que yo estoy en huelga de hambre».

En el video de apenas un minuto se oye un breve diálogo entre Alcántara y su tío. «Luis, ¿cómo tú andas?, ¿todo bien?», pregunta el hombre que grabó el video y parece ser el doctor. El artista le brinda comida a su tío, quien se niega y le dice «no, no, no, para nada. Aliméntate».

En la conversación, Alcántara pregunta a su tío: «¿Qué vuelta? ¿Estás pinchando?» A lo que él responde: «Sí, me fueron a buscar al trabajo». «Para que me vieras en talla», replica el artista.

«Yo me imagino que la semana que viene esta gente me den el pire. Vamos a ver», continúa. «Ya, ya, por lo menos te veo que estás comiendo», contesta el familiar.

El Movimiento San Isidro, que sostiene que Alcántara está en huelga de hambre, pide que sea la artista Iris Ruiz quien entre en el hospital Calixto García para comprobar personalmente el estado de salud del opositor y si persiste en su protesta.

Alcántara fue sacado de su casa a la fuerza el pasado 2 de mayo mientras hacía una huelga de hambre y sed en protesta por el acoso al que lo tiene sometido la Seguridad del Estado.

Desde entonces, un cerco policial vigila los alrededores del hospital habanero. Aunque en el momento de su ingreso las autoridades aseguraron que entraba por «inanición voluntaria referida», pocas horas después filtró los resultados de una analítica que supuestamente le pertenecía y que auguraba un buen estado de salud, insinuando incluso que uno de los valores era elevado por alto consumo de carne.

Posteriormente, el Gobierno divulgó un video en el que el artista decía: «El personal médico ha sido espectacular, más allá de que voy a seguir exigiendo mis derechos como artista, pero no podemos decir que el trato ha sido malo, hay que saber diferenciar el oficio de médico y los otros oficios como puede ser el de la Seguridad del Estado».

Aunque hubo quien le dio credibilidad, la mayoría entendieron las imágenes como una manipulación a la que Otero Alcántara se veía obligado a prestarse por estar retenido contra su voluntad.

Días después, también emitieron imágenes del artista paseando por los alrededores del hospital con compañía médica. En ese video, Alcántara hizo con sus dedos una L, símbolo de libertad empleado entre muchos opositores cubanos, en un guiño a quienes creen en él y en que no claudicará en su postura a pesar de verse forzado a estar en el Calixto García, donde sigue encerrado sin explicación coherente con la buena salud que se le atribuye.

 

Source link