15/04/2022

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Rosa María Payá solicita al parlamento británico que sancione al régimen cubano por graves violaciones a los derechos humanos

La activista cubana Rosa María Payá pidió este miércoles a un grupo de legisladores de la Cámara de los Comunes, en Gran Bretaña, que condenen la ilegitimidad del régimen cubano y exijan la libertad de los más de mil presos políticos que hay en la Isla.

La coordinadora de la plataforma cívica Cuba Decide, que había anunciado horas antes su intención en Twitter, dijo que puso en manos de un diputado británico la «lista de jueces y fiscales que condenan a cientos de manifestantes pacíficos a años de prisión”, en referencia a las severas sentencias dictadas contra los participantes en el estallido social del 11 de julio pasado en la isla.

En declaraciones a Radio Martí, Payá dijo que hizo la solicitud para informar a los legisladores británicos sobre «la realidad de opresión brutal que está viviendo el pueblo cubano, con más de 1.000 prisioneros políticos» y, además, sobre la «situación tan difícil que están enfrentando las familias cubanas a nivel económico».

La activista solicitó a los parlamentarios británicos que tomen una posición de liderazgo en Europa para condenar la ilegitimidad del régimen cubano y exigir la liberación de los presos políticos, además de iniciar acciones concretas contra el régimen.

«Por ejemplo, imponer sanciones contra los generales cubanos, grupo que lidera el país, y también a esta lista de jueces y fiscales que se han prestado para condenar a mnifestantes pacíficos a largos años de prisión. Estamos proponiendo que el gobierno británico cancele la licencia que tiene para operar el Havin Bank, que sabemos, pertenece al conglomerado militar cubano, y que no haya compañías británicas que estén negociando con el régimen», detalló.

La opositora también denunció el fortalecimiento de las relaciones entre los regímenes de Rusia y Cuba, especialmente las amenazas del Kremlin de «desplegar tropas rusas en Cuba» si el gobierno de Estados Unidos no responde a las demandas del presidente ruso Vladimir Putin, señaló.

En su exposición ante los legisladores, Payá recalcó la necesidad de apoyar las demandas de libertad del pueblo cubano. «Una demanda expresada el 11 de julio y que sigue viva dentro de la población cubana».

En la 32ª edición del Informe Mundial 2022, la organización internacional Human Rights Watch denunció que en julio, miles de cubanos salieron a las calles para participar en manifestaciones históricas en protesta por las restricciones de larga data a los derechos en el país, la escasez de comida y medicamentos y la respuesta del gobierno ante la pandemia de Covid-19 y que el gobierno respondió con una represión brutal.

La organización subrayó en su reporte que más de 1.000 personas, en su mayoría manifestantes pacíficos o transeúntes, fueron detenidas en las protestas de julio, según informaron organizaciones de derechos cubanas.

«Los agentes impidieron que las personas protestaran o informaran sobre las protestas, detuvieron a críticos y periodistas mientras se dirigían a manifestaciones o limitaron su posibilidad de salir de sus casas. Muchos estuvieron incomunicados durante días o semanas, fueron arrestados con violencia o golpeados, y recibieron maltratos durante la detención», señaló la organización.

Por su parte, en su más reciente informe sobre derechos humanos, dado a conocer este lunes, Amnistía Internacional afirmó que Cuba intensificó “su maquinaria de control de la libertad de expresión y de reunión” durante 2021, año marcado por las protestas antigubernamentales.

La organización enfatizó en la situación de los ciudadanos reprimidos durante y después de las movilizaciones. Amnistía recordó que, según la ONG Cubalex, 700 manifestantes del 11J permanecían en prisión a finales de 2021.

El gobierno de Estados Unidos ha hecho reiterados llamados al régimen cubano a liberar de inmediato a los presos políticos e iniciar un diálogo pacífico con los miembros de la sociedad civil que manifestaron su descontento en las calles el verano pasado.

(Con reporte de Yolanda Huerga para Radio Martí)

Source link