20/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

¿quién ejerce el verdadero «terrorismo mediático»?

«A medida que los cubanos exigen un mejor acceso a alimentos, agua, medicamentos y vacunas COVID-19, y reformas, el gobierno está bloqueando Internet y muchas aplicaciones de redes sociales, servicios de mensajería y VPN», denunció la plataforma Access Now, que documenta las violaciones a los derechos de usuarios digitales en el mundo.

El gobierno cubano, por su parte, ha dicho que las protestas que sacuden al país desde el 11 de julio tienen su origen en una campaña en redes orquestada en Estados Unidos.

«Tengo pruebas irrebatibles de que la mayoría de los usuarios que participaron en esta campaña se encontraban en EEUU y que utilizaron sistemas automatizados para la viralización de los contenidos, sin ser penalizados por la red social Twitter», aseguró el martes el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez.

«¿Alguien envía un tweet en Estados Unidos que lanza a la gente a la calle en Cuba? (…). Me cuesta creerlo», dijo a la agencia de noticias AFP Doug Madory, director de análisis de internet en la sociedad tecnológica Kentik.

«No sé si uno podría sentarse y tratar de crear una campaña en Twitter que tenga una influencia tal sobre el cubano promedio que, de la nada, lo convenza de hacer cosas que de otra manera no hubiera hecho», añadió.

Voceros oficialistas señalan que “desde hace casi dos años se ha estado documentando la participación de empresas y sitios digitales de Florida en la organización de esta campaña, con financiamiento gubernamental estadounidense”. Dicha campaña incluiría el uso de “sistemas de big data e inteligencia artificial de última generación”, precisó la periodista Rosa Miriam Elizalde, en un artículo sobre el tema publicado en Cubadebate.

Pero Access Now explica que ETECSA, el único proveedor de servicios de Internet en Cuba, es propiedad estatal, “lo que hace que detener el flujo de comunicaciones sea extremadamente fácil”. A través de estos bloqueos al acceso a redes, “parece que el gobierno cubano tiene como objetivo impedir que los manifestantes compartan lo que está sucediendo en todo el país», dijo la organización.

Madory concuerda: ante las manifestaciones de descontento las autoridades disponen de un arma formidable a sus disposición: cerrar el grifo, dijo a AFP.

El tráfico en Internet en Cuba comenzó a disminuir en horas de la tarde del domingo pasado, en medio de las manifestaciones que sacudieron a gran parte de la isla. El «apagón» cibernético fue reportado por IODA, Kentik, Google y usuarios dentro de la isla.

El grupo de monitoreo internacional de tráfico en internet, NetBlocks, confirmó una interrupción parcial de los medios sociales y plataformas de mensajería en la isla el 12 de julio.

“Estas restricciones precisas y dirigidas probablemente limitarán el flujo de información de Cuba tras las masivas protestas del domingo”, indicó la entidad británica.

“Access Now y la coalición #KeepItOn instan a que se ponga fin de inmediato al cierre”, dijo la organización el jueves en un comunicado.

Amnistía Internacional denunció el bloqueo del gobierno de La Habana al acceso a la red de redes, en un intento de silenciar las protestas. «Son varias protestas pacíficas y espontáneas en varias partes de #Cuba. Se reportan cortes de Internet en lugares donde cientos de personas se han tomado las calles», escribió el domingo en Twitter Erika Guevara-Rosas, Directora para las Américas de esa organización.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también declaró que había recibido informes de interrupciones de Internet y pidió a Cuba que cumpla con sus obligaciones de derechos humanos, pero hasta este viernes las autoridades mantenían el bloqueo a las plataformas de comunicación, que los usuarios intentan burlar con el uso de aplicaciones de tecnología abierta como Psiphon.

La senadora Marsha Blackburn explicó el martes que Psiphon es una herramienta para eludir la censura en Internet financiada por el Fondo de Tecnología Abierta de la Agencia de los Estados Unidos para los Medios Globales, y que tenía reportes de que, hasta la noche del lunes, “más de un cuarto de millón de cubanos estaban usando esto en su lucha por la democracia, su lucha por la libertad, su lucha por conseguir alimentos, agua, electricidad y empleo”.

«Estamos viendo si tenemos la capacidad tecnológica de dar servicios de internet al pueblo de Cuba, ya que ha habido cortes de servicio en el país”, dijo el jueves el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tras declaraciones sobre el tema de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

No es la primera vez que el gobierno cubano echa mano al bloqueo del acceso a internet, en contravención de las normas internacionales de derechos humanos, para censurar las voces disidentes. Activistas y periodistas independientes han denunciado en múltiples ocasiones ser víctimas de las acciones de ETECSA, que, aseguran, sigue las órdenes de la Seguridad del Estado.

Un bloqueo masivo similar del acceso a las redes fue reportado en Cuba en noviembre pasado, cuando los miembros del Movimiento San Isidro se declararon en huelga de hambre y sed en reclamo de libertad y democratización en Cuba, y por la liberación del rapero contestatario Denis Solís.

Medios digitales que reportan sobre lo que acontece en la isla, como el portal Diario de Cuba, dijeron haber sido objeto de ataques cibernéticos esta semana, mientras informaban a los cubanos y al mundo sobre las protestas.

Por su parte, el portal de noticias CiberCuba, dijo en un editorial publicado este viernes que el verdadero “terrorismo mediático” del que el gobierno cubano acusa a Estados Unidos es el ejercido por ellos.

“Una «guerra» que hace uso de todos los medios -absolutamente todos- de prensa oficiales y que extiende su perverso alcance a divisiones de la Seguridad del Estado y del MININT encargadas de manipular, difundir bulos, hackear, vigilar electrónicamente, criminalizar simples publicaciones en redes, cortar el servicio de ETECSA cuando les da la gana, difamar y acusar sin derecho a réplica en televisión”, apuntó el medio digital.

Cubanos entrevistados este viernes por la agencia de noticias Reuters dijeron que aunque algunos servicios de telefonía celular ya funcionan, el acceso a Internet no ha sido completamente restablecido.

«La gente está protestando y el gobierno no quiere que la gente vea la verdad. Internet es la única forma, nuestra arma es Internet. Si se quita Internet, entonces estamos sin armas. ¿Qué puedo decir? Todos estamos en la misma situación», dijo un joven a Reuters.

Source link