Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

Preso político del 11J en delicado estado de salud tras 20 días en huelga de hambre

Walfrido Rodríguez Piloto, quien cumple una condena de 10 años de prisión por su participación en las protestas masivas antigubernamentales del 11 de julio de 2021, presenta un delicado estado de salud tras 20 días en huelga de hambre en la prisión de Valle Grande, en La Habana.

El opositor se encuentra en huelga de hambre desde el 9 de julio en protesta por su injusta condena, según informó a Cubanet su hermana, Marty Rodríguez Piloto.

La mujer relató que, en una visita a su hermano el pasado sábado, quedó horrorizada por el estado en que lo encontró. Walfrido no podía caminar, lo traían cargado entre dos presos, estaba en los huesos, tenía los labios lívidos, estaba completamente invadido de sarna y tenía la cara reventada de la dermatitis que adquirió durante el presidio político en la cárcel de Guantánamo.

Asimismo, su hermana afirmó que este hablaba muy bajo, con dificultad y dando muestras de agotamiento.

Rodríguez Piloto había intentado visitar a su hermano el pasado viernes, pero los oficiales de prisión la citaron para el sábado y le pidieron que preparase un caldo para el recluso.

Durante la visita, estuvo presente el jefe de la prisión, mayor Agustín Mora, la reeducadora y dos médicos.

“Señalando al jefe de la prisión su hermano le dijo: ‘Este es el asesino que me metió en una celda sin agua y sin luz y sin mis medicamentos para la úlcera, y es el mismo asesino que me dio la golpiza y me rompió los espejuelos’. A lo que el oficial le respondió: ‘Walfrido, no me vas a provocar’”, declaró la mujer a Cubanet.

La hermana, que había sido alertada antes por varios reclusos de que el opositor había sido aislado en celda de castigo por declararse en huelga de hambre, afirmó que uno de los médicos le dijo que Walfrido estaba deshidratado y requería hidratación intravenosa urgente, pero no se dejaba poner el suero.

Rodríguez Piloto contó que, cuando el personal de prisión le insistió en que presionara a su hermano para que aceptara el caldo, ella les aclaró que no había ido a convencerlo, sino a apoyarlo.

“Porque ustedes lo han condenado a 10 años injustamente. Porque en ningún país del mundo está prohibido salir a manifestarse pacíficamente, y su huelga es en protesta por esa condena”, agregó la mujer, que quedó muy impactada por el encuentro con su hermano.

A mediados de mayo, Walfrido Rodríguez Piloto, residente en La Lisa, fue condenado a 10 años de prisión por su participación en las protestas pacíficas del 11J.

El cubano se manifestó en la localidad de El Palenque y fue detenido mientras dormía, de acuerdo con la información recopilada por la ONG Cubalex.

El activista fue acusado de los delitos de “desacato” y “desorden público”.

No es la primera vez que Rodríguez Piloto sufre prisión política por su oposición al régimen y en defensa de los derechos humanos.

En abril de 2020, fue condenado a ocho meses de cárcel después de que la policía le ocupara 30 paquetes de coditos que había comprado para él y su familia, en medio de la crisis de desabastecimiento de alimentos en la isla, agudizada en el contexto del coronavirus.

Aunque explicó que los coditos no eran para vender sino para alimentarse él y sus familiares, el Tribunal Municipal de Marianao le impuso el 22 de abril una sanción de ocho meses de prisión por “acaparamiento”.

La hermana del opositor denunció entonces que el proceso judicial fue un ajuste de cuentas del gobierno por el activismo político previo de Walfrido. Alegó, además, que no la dejaron entrar a la vista oral del juicio y que luego las autoridades penales no le informaron del veredicto, pese a que sabían que ella estaba en las afueras del tribunal para saber cómo quedaba el caso de su hermano.

En 2011, el opositor fue sancionado a cinco años de privación de libertad por lanzar proclamas en la Plaza de la Revolución en contra del régimen cubano.

Ha protagonizado, además, protestas públicas frente al Capitolio de La Habana, el Ministerio de Justicia, la Fiscalía General de la República y la prisión Combinado del Este, entre otras.

Source link