20/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Presidente de Angola se disculpa por masacre de 1977

El presidente de Angola, Joao Lourenço, pidió disculpas en nombre de la nación, por la masacre ocurrida el 27 de mayo de 1977, durante un intento golpista contra Agostinho Neto, quien contaba entonces con el respaldo de 15 mil efectivos del ejército cubano.

El exterminio, según organizaciones como Amnistía Internacional, dejó un saldo de 30.000 fallecidos.

Un despacho de la agencia Associated Press, del día en que ocurrieron los hechos, menciona que Neto anunció que sus fuerzas aplastaron la revuelta y mencionó «medidas drásticas» para prevenir más desórdenes. Además agrega que «no hubo indicios de si los asesores soviéticos o los 10,000 a 15,000 soldados cubanos estacionados en la ex colonia portuguesa jugaron algún papel en los eventos del día».

Sin embargo, el general cubano Rafael del Pino, jefe de la agrupación aérea de La Habana en Angola en 1977, dijo en 2007 al periódico portugués Diario de Noticias que las tropas cubanas, si bien no intervinieron directamente en las matanzas, sí ofrecieron la cobertura para que esta se produjera, desplegando tanques T-34 en Luanda tras la revuelta.

El intento de golpe contra el gobierno izquierdista fue encabezado por Nito Alves, exministro del Interior, y José Van Dunem, excomisario político, quienes habían sido expulsados del gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola, y buscaban reducir la dependencia del país africano del bloque soviético.

«Nos reunimos con las víctimas de los conflictos y los angoleños en general para pedir humildemente en nombre del Estado angoleño, nuestras disculpas públicas y perdón por el gran mal que fueron las ejecuciones sumarias en ese momento y en esas circunstancias”, dijo el presidente angoleño, quien en 2019 creó una comisión para investigar todos los actos de violencia política desde la independencia en 1975, incluida la guerra civil de 27 años con los rebeldes de Unita y los eventos de 1977.

Lourenço detalló su intención y voluntad de poner fin a la angustia que llevan por años las familias de las víctimas debido a la falta de información sobre lo sucedido a sus seres queridos.

«Es importante que cada uno asuma sus responsabilidades», señaló el dirigente.

“Es momento de alegría y, al mismo tiempo, de derramar las lágrimas contenidas desde hace muchos años, que nos traen el alivio deseado y nos llevan a jurar no permitir que el país vuelva a vivir tan tristes hechos en el futuro”, detalló Lourenço.

Con un acto simbólico, este 27 de mayo se entregaron actos de defunción de las víctimas a sus familiares, una de las exigencias que pedía la agrupación de huérfanos 27M, hijos de los asesinados. En otra de las exigencias del grupo se encuentra la construcción de un monumento para honrarlos.

«Haremos todo lo posible para que el mayor número de familias afectadas puedan tener un funeral digno para sus seres queridos, pidiendo desde ahora la comprensión de todos para aquellos casos en los que no sea posible lograr este objetivo», dijo el mandatario.

La “Operación Carlota”, como se denominó la intervención cubana en Angola en respaldo de Neto involucró a unos 350.000 soldados y se extendió por 16 años. Los últimos soldados cubanos regresaron a la isla en 1991.

El Gobierno cubano reconoce solamente 2.077 muertes en la Guerra de Angola, una cifra que ha sido cuestionada por investigadores e historiadores.

Source link