Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

Permitirán a empresas extranjeras abrir mercados mayoristas y minoristas, asegurando que sus ganancias se usarán para «abastecer el mercado en pesos cubanos»

El Gobierno cubano insiste en oxigenar su demacrada economía, y hace unas horas anunciaron un nuevo paquete de medidas dirigidas principalmente al sector de las inversiones extranjeras en la isla, en un intento de llevar divisas frescas y artículos deficitarios en la isla.

Las nuevas propuestas, calificadas por las propias autoridades como «medidas arriesgadas», permitirán por primera vez la creación en el país de empresas con capital 100% extranjero y la posibilidad de que estas abran mercados mayoristas y que realicen «actividades de comercio minorista».

«Buscamos que estas medidas tengan una incidencia inmediata en los problemas de desabastecimiento y contribuyan a mejorar las ofertas en las tiendas en MLC (dólares) y en moneda nacional», explicó la viceministra primera de Comercio Exterior, Ana Teresita González, durante una presentación especial en la televisión nacional en la noche.

Aunque el Gobierno reconoció que no liberara del todo el monopolio estatal, se trata de un giro inesperado en la postura de fuerte centralización del Estado en un momento en que las autoridades no han logrado revertir el desabastecimiento que vive el país.

González explicó que la idea es conseguir socios foráneos que puedan hacer funcionar y surtir cientos de tiendas hoy completamente vacías, luego de que la crisis ocasionara una carencia de alimentos, productos de aseo y primera necesidad que antes se importaban en su mayor parte, pero ahora están inaccesibles por falta de moneda fuerte en las arcas del país.

Las propias modalidades de inversión extranjera –precisó la viceministra– podrán vender y comercializar al por mayor sus productos.

“Nosotros buscamos que estas medidas tengan una incidencia inmediata en los problemas de desabastecimiento y contribuyan a mejorar las ofertas en las tiendas en MLC y en moneda nacional”, afirmó la viceministra primera de Comercio Exterior.

“Dicho esquema debe incluir la autorización para realizar ventas en MLC”, dijo, y añadió que la liquidez que obtenga el país por concepto de impuestos y otros ingresos asociados a estos negocios, se dedicará a «estimular la producción nacional, respaldar las importaciones de los productos de línea económica y comercializarlos a la población en pesos cubanos».

Las autoridades indicaron que se flexibilizará la política y que el mercado minorista podrá tener de gestores a socios extranjeros para conformarse como empresas mixtas.

Además, se permitirá que estos inversores foráneos operen en la modalidad de compañías completamente privadas para los mercados mayoristas, una necesidad cada vez más acuciante para miles de emprendedores que abrieron negocios particulares, como por ejemplo restaurantes y casas de alojamiento.

Además se buscarán socios que prefinancien a productores nacionales con el fin de que se conviertan en suministradores internos, y aunque se mantendrá el esquema del Estado como monopolio para el comercio exterior, se autorizará a algunas de las flamantes pequeñas empresas privadas cubanas —por ejemplo de informática— a exportar de manera directa de forma excepcional.

Source link