22/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Permiten peleas de gallos y sacrificios religiosos

 

El gobierno de Cuba publicó una nueva ley de bienestar animal, la primera del país, que establece multas en casos de abuso, pero no prohíbe las peleas de gallos o los sacrificios de animales durante los ritos religiosos.

Aunque esta legislación es considerada una victoria de la sociedad civil cubana, una de las primeras veces que sus demandas se han convertido en ley, ha creado polémica en la sociedad por las mencionadas exclusiones.

El nuevo decreto, publicado por el Consejo de Estado, dice en parte que el establecimiento de normas que garanticen “el bienestar animal y la sensibilización de nuestra población sobre el cuidado y respeto de los animales es una exigencia de nuestra sociedad”.

Agregan que el objetivo es lograr “una relación armónica entre el ser humano y otras especies, como condición indispensable para la existencia de todos”. En su artículo 9, el decreto prohíbe “provocar un enfrentamiento entre animales de cualquier especie, a menos que la autoridad competente apruebe una excepción”.

Por lo tanto, las peleas entre perros están prohibidas, pero las peleas de gallos, una tradición de larga data en Cuba, están reguladas por Flora y Fauna. Finalmente estas seguirían siendo legales siempre que estén patrocinadas por clubes específicos del estado.

Guillermo García Frías, fue quien fundó el primer criadero legal de gallos finos, en Finca Alcona, cerca de la capital cubana por el año 1993. Con ello se volvió a admitir las lidias en un escenario vigilado por la policía y con coto a las apuestas. En 2018 había más de 53 mil cubanos asociados a ese club de lidia.

Igualmente los sacrificios de animales por parte de la santería, la religión sincrética que se originó en África antes de ser traída a Cuba por los esclavos, también siguen autorizados. Sin embargo, el decreto estipula que “los sacrificios de animales deben realizarse con rapidez y compasión, para evitar el dolor y el estrés”.

Los animales que recibirán protección incluyen “todos los mamíferos, aves, abejas, reptiles, peces, moluscos, crustáceos y anfibios”, y el bienestar animal se define como “el estado adecuado, tanto desde el punto de vista físico como mental, de un animal en condiciones de vida y de muerte.”

¿Las multas? Según la ley, los animales deberán ser “cuidados y protegidos por el hombre” y los infractores enfrentarán sanciones de 500 a 4000 pesos cubanos (de 21 a 167 dólares).

El 7 de abril de 2019, unas 500 personas marcharon en La Habana para exigir una ley de protección animal. Esta fue la primera manifestación masiva independiente y apolítica no autorizada por el gobierno. En febrero de este año, unas pocas docenas de activistas por los derechos de los animales se reunieron nuevamente frente al Ministerio de Agricultura, exigiendo la publicación de esta ley.

Source link