22/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Ocho nuevos casos marcan récord de presos políticos en Cuba

 

LA HABANA, Cuba.- Mientras continúan torturas en prisión, en el mes de abril se sumaron ocho nuevos casos a la lista de presos políticos en Cuba. Según el informe de Prisoners Defenders (PD) actualmente suman 140 los presos y condenados por motivos políticos en la Isla.

“En los últimos 12 meses han formado parte de la lista de Prisoners Defenders 185 casos de presos y condenados políticos en Cuba. Con 128 presos y condenados se inició abril de 2020. Desde entonces hasta ahora han ingresado 57 nuevos casos (4.75 nuevos al mes). Los que han salido de la lista, 45 en el mismo período, la inmensa mayoría lo ha hecho por cumplimientos íntegros de las condenas”, detalló la organización con sede en España.

Los dos nuevos Convictos de Conciencia son Ariolvis Batista Moya (Unión Patriótica de Cuba – UNPACU) y Ángel Castro Carrera (Movimiento Opositor por una Nueva República), revocado de una condena previa. El Condenado de Conciencia es Yoandry Figueredo Torre Blanca (UNPACU). Y en el apartado de “Otros Presos Políticos” se incluyen: Joaquín Camejo Corrales, Yoandris Ortiz Meriño, Lázaro Yerson Ramos Salín, Miguel Ángel Rodríguez Batista y Raidel Sánchez Mayedo, ciudadanos que fueron sometidos a una causa judicial “repleta de irregularidades”, a los que acusaron “únicamente mediante una auto-confesión obtenida tras meses de torturas, extorsión, engaños y coacciones. (…) Además de ser todos víctimas de torturas, la Seguridad del Estado llegó a extremos que da vergüenza relatar”.

PD denunció igualmente la continuidad de las torturas y malos tratos en las prisiones cubanas. Menciona el caso de Aimara Nieto Muñoz, quien permaneció el pasado mes, durante 15 días, en una celda de castigo en la cárcel mixta de mujeres “Bética”, en la provincia de Las Tunas, por negarse a realizar trabajo forzado en la prisión. También fue recluido en una celda de castigo, durante 11 días, el preso político Mitzael Díaz Paseiro, quien fuera golpeado por sus carceleros tras colocar detrás de su cama un cartel con la frase “¡Patria y Vida!”.

Durante el mes de marzo se conoció igualmente de al menos dos prisioneros políticos que se contagiaron con el virus de la COVID-19 en prisión: Virgilio Mantilla Arango y Bianko Vargas Martín. También falleció un preso común por presunta negligencia médica: Sabino Serrano López.

Además de los presos políticos, PD reconoce a otros 11 000 civiles cubanos, no pertenecientes a organizaciones opositoras, 8 400 de ellos convictos y 2 538 condenados, con penas medias de 2 años y 10 meses de cárcel, por cargos denominados en el Código Penal como “pre-delictivos”, es decir, sin delito alguno. Para la organización se trata de una medida que “podría bien ser calificada como ultra-fascista, pues tiene su origen en las leyes nazis y fascistas de los dictadores Hitler y Franco”.

Source link