Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

«Me siento más fuerte que nunca»

El prisionero político Juan Enrique Pérez Sánchez denunció desde la cárcel los atropellos que sufre por ser uno de los cubanos que participó en las protestas del 11J.

Pérez Sánchez escribió la carta desde una celda de aislamiento y con fiebre de 38º C, aunque el médico del reclusorio se negó a atenderlo  porque no tenía otros síntomas.

Captura de pantalla de Facebook

El activista cubano Marcel Valdés fue el destinatario de la carta y quien publicó su contenido en Facebook, con el objetivo de que se conozca también el agradecimiento de los prisioneros políticos con la comunidad internacional por visibilizar su situación.

«Recuerdo cuando nos llevaron de la marcha para una prisión que llevaba tiempo cerrada. Las condiciones eran pésimas y como me habían golpeado tanto me encerraron en un celda de castigo», apuntó el prisionero, que cumple una condena de ocho años de privación de libertad por los delitos de sabotaje y desorden público.

Los golpes le provocaron una fractura en las costillas izquierdas, lesiones en las rodillas y una protuberancia encima de la ceja derecha, que permanece desde hace más de un año, según el relato del prisionero.

«Los médicos que allí estaban nos miraban aterrorizados porque no les permitieron sacar certificados de lesiones ni visitarnos hasta pasados los ocho días, con el propósito de que bajaran las hinchazones», recordó.

Pérez Sánchez aseguró que los obligaron con golpes a gritar consignas a favor de Fidel Castro y Miguel Díaz-Canel y durante una entrevista calificó de dictadura al actual gobierno, lo que dio como resultado recibir amenazas por parte de los oficiales encargados de la prisión.

En otro momento de la carta, el manifestante del 11J recordó como fue el traslado hacia la prisión Melena II, en Quivicán, con un despliegue de efectivos que tenían perros sin bozal y aerosoles antidisturbios.

«La policía de prisiones le permitía a los otros presos que nos gritaran cosas, pero la frase más célebre es la de ‘tira piedras’. Pero con el paso de los días y los meses nos fuimos ganando el respeto y admiración de muchos», agregó.

Por último agradeció a la opinión púbica internacional por el apoyo a los prisiones del 11J y todos los presos políticos que hay en Cuba, por visibilizar la situación y no permitir que caigan en el olvido.

«Me siento más fuerte que nunca, aunque mi  cuerpo no aguante mucho, pero tengo mi mente clara. Va a haber lucha, (…) no pierdo la fe y la esperanza de que algo bueno suceda en este país», destacó.

Juan Enrique Pérez Sánchez, de 41 años, fue detenido violentamente por los «boinas negras» el 12 de julio de 2021 y desde marzo de este año cumple condena en una prisión cubana por su participación en las protestas pacíficas que se multiplicaron por todo el país.

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Source link