22/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Manuel Marrero llama a tocar las puertas de las familias con patios que no producen alimentos

 

El primer ministro critica la escasa productividad de los campesinos cubanos y afirma que ‘el pueblo no come planes’.

Según publica Diario de Cuba, el primer ministro cubano, Manuel Marrero, criticó la escasa producción de alimentos en la Isla durante una reunión con directivos del Ministerio de la Agricultura (MINAG) y de su sistema empresarial, a quienes les dijo que «el pueblo no come planes», reportó la ACN.

Marrero afirmó que la producción de alimentos es el tema más sensible que afronta el país actualmente y lo calificó como un «problema de seguridad nacional».

«Tenemos que aplicar la ciencia, la innovación y establecernos objetivos, metas e indicadores para medir en todo momento los resultados, porque resultados es lo que necesita la población», expresó Marrero, quien dijo que dichas metas deben cumplirse «sin pensar en las importaciones de insumos».

Sobre el programa de agricultura urbana afirmó que pese a la atención que se le ha prestado tiene «insatisfacciones», por lo que mencionó que muchos patios y parcelas privadas no producen alimentos.

«Tenemos que ir a tocar las puertas a esas familias e incentivarlas a que cultiven esos espacios para consumo propio y el de la comunidad«, indicó.

El primer ministro criticó también el total incumplimiento de los planes de entrega de carne de ganador menor y de cerdo, así como con el hecho de que Cuba tenga que importar prácticamente todo el pollo que consume.

El viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca dijo durante el encuentro que lo primero que hay que hacer para incrementar la producción de alimentos es «atender al productor primario».

Tapia Fonseca agregó que «hay una desvinculación entre las bases productivas y las estructuras empresariales y estales de la agricultura cubana» por la cual actualmente más de 2.000 cooperativas presentan problemas económicos.

En el último año la escasez de todo tipo de alimentos se ha agudizado notablemente en la Isla, lo que ha llevado al Gobierno a pedir ayuda al Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Además, la producción agrícola, ya deprimida por la carencia de insumos e incentivos económicos para los campesinos, recibió con la Tarea Ordenamiento, aplicada por el Gobierno a partir de enero último, un golpe demoledor.

Asimismo, las autoridades han impuesto topes de precios en los agros mercados con la esperanza de contener su incremento desmesurado, pero ello solo ha contribuido más al desabastecimiento.

Source link