23/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Luis Manuel Otero Alcántara quiere un país libre, donde emigrar no sea la única solución

El artista visual Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro, recién liberado tras permanecer desde el pasado 2 de mayo incomunicado en una sala del Hospital Calixto García en La Habana, dijo que el mensaje que quiere dar es que “estamos logrando una Cuba como la estamos soñando”.

“Estamos construyendo un país próspero, estamos construyendo un país de libertades para que, el que quiera emigrar, no sea porque no tiene otra solución”, explicó este martes Otero Alcántara a la periodista de Radio Martí, Ivette Pacheco.

A la pregunta de cómo se siente, el artista responde no estar bien emocionalmente. “Nada, estoy bien, solamente a nivel emotivo estoy triste y molesto con esto de la detención de Esteban Rodríguez, de Maykel El Osorbo, de los siete de la calle Obispo y demás. A nivel físico creo que estoy bien, pero a nivel emotivo estoy un poco fundío con eso”.

Según Otero Alcántara, salió del hospital sin ningún tratamiento médico y asegura sentirse “normal”; más adelante agregó que “a la semana de haber empezado a comer, yo estaba bien, ya tenía mi estabilidad”.

“Yo llego al hospital un domingo, el lunes, yo empiezo a tomar agua, pasa una semana exactamente y yo suspendo la toma de agua, pasa una semana y un día, y yo empiezo a comer, por tanto, yo estuve 15 días en el hospital sin comida y los últimos 15 días comiendo y tomando agua”, explicó el activista.

El artista y exprisionero de conciencia dice haber visto los vídeos que publicó la TV Nacional cubana, menos el que aparece él con una bandeja de comida sobre las piernas.

¿Qué tienes que aclarar o qué tienes que desmentir de estos videos? Otero Alcántara inhala y dice que “nada, no sé cuándo salió el de la huelga en que yo estaba comiendo, pero la temporalidad, es esta que yo estoy contando”.

“Algo importante”, afirma, “es que ellos me sacan a mí tres días, en este mes, solamente me sacan tres días a tomar sol. Imagínate que a los presos los sacan a tomar sol todos los días […] en esos tres días la intención era filmarme, la intención era ‘documentarme para que vieran que yo estaba bien, pero, realmente, no era que eran buenos ni mucho menos”.

“Yo estuve», aseguró, “24 por 24 en aire acondicionado, incomunicado del espacio exterior”.

Otero Alcántara dice sentirse sorprendido de que la Seguridad del Estado, que antes secuestró sus obras de arte de su vivienda, llegando incluso a destruir algunas, lo cual motivó la rebeldía del artista contestatario declarándose en huelga de hambre y sed, le haya permitido abandonar el hospital con los dibhujos que logró realizar durante las noches.

“A mí me sorprendió de verdad que me dejaran salir con mis dibujos, de hecho, pensaba que me los iban a quitar. Los tengo y los voy a empezar a publicar. Es la continuidad de la serie sobre la cámara (de vigilancia) que tengo fuera de mi casa, la de UB6-94, se llama, ‘Naturaleza muerta, Transformando la violencia en Arte’», señaló.

Otero Alcántara cuenta no haber tenido muchas entrevistas con agentes de la Seguridad del Estado, al menos, con personas que se identificaran como tal, sólo “cuando yo llevaba como el tercer día de la huelga de sed, que ya los médicos se veían con caras preocupadas, porque el riñón estaba fallando, viene Magdiel, este ‘seguroso’ y me dice ‘Oye, ya me dijeron que tu riñón estaba fallando, Luis Manuel, así no te vamos a dar las obras, tienes que ceder un poco’ y le dije: mira ‘brother’ a mí no me está… me paré y me fui”.

“Ahora, a la salida, más que una entrevista me dieron una ‘leída de cartilla’ el segundo de Villa Marista y el Coronel del Departamento 21, al hablarme de las obras y me dijeron, ‘sí te las vamos a devolver por el sistema legal normal, con el juicio, con todo lo que lleve’, yo mismo no guardo mucha esperanza de que me devuelvan las obras pero bueno…”

“Mi mensaje”, (al joven cubano de la calle) reitera Otero Alcántara, “es que estamos logrando una Cuba como la estamos soñando, al joven cubano que siga siendo joven, que siga disfrutando. El que tenga compromiso político, el que tenga compromiso con el activismo, bienvenido; el que no, bienvenido también”.

(Con entrevista de Ivette Pacheco a Luis Manuel Otero Alcántara para Radio Martí)

Source link