19/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Los cigarros, racionados y por la libreta en La Habana a partir de este mes

En la década de 2000, Raúl Castro eliminó la distribución de cigarros por la libreta para liberar su venta. Entre los argumentos que se esgrimieron en esa ocasión estaba que los no fumadores vendían su cuota, alimentando con ello el mercado negro.

La distribución racionada, dijo Cardoso Veliz, comenzará este sábado de manera paulatina y escalonada, lo que significa que no serán abastecidas todas las bodegas a la misma vez.

Asimismo, dijo el funcionario, los cigarros no estarán disponibles todos en un solo envío, sino que se completarán durante el transcurso del mes de acuerdo con la disposición del producto.

Cardoso Veliz dijo que por el momento la medida será aplicada durante el mes de junio. En caso de extenderse durante los meses venideros, «se informará oportunamente a la población», subrayó la nota.

Ni el funcionario ni la nota explicaron si la medida se extenderá al resto del país.

Los cigarros están entre los tantos productos desaparecidos en la Isla. Desde inicios de año, con la implementación del reordenamiento monetario y cambiario en la Isla, el desabastecimiento en las redes de comercio estatal ha provocado el aumento gradual de su precio en el mercado negro.

Durante los últimos meses, ninguna de las redes de tiendas en moneda nacional ha sido surtida regularmente con la variedad de cigarrillos que produce el país. Esto ha traído como consecuencia la especulación en los precios, sin que las autoridades de Comercio Interior se hayan pronunciado al respecto.

«Literalmente el Gobierno no surte las tiendas con ningún tipo de cigarro, ni fuertes ni suaves, ni de los baratos ni de los caros. Solo hay en los hoteles, pero todos de marca importada que ningún cubano consume», dijo a DIARIO DE CUBA Frank Daniel Vásquez, vecino de Centro Habana.

Hace menos de una semana, DIARIO DE CUBA reportó que Leonides Sánchez Danger, director del estatal Grupo Empresarial de Gastronomía Especializada en el municipio de Santiago de Cuba, fue instruido de cargos y se encuentra en prisión provisional por presuntos delitos de malversación, acaparamiento y tráfico de influencias, en los que habría incurrido para tutelar el contrabando y la venta ilícita de cigarros en la ciudad, según fuentes del Consejo de Dirección de la empresa y de la Dirección Provincial de Comercio y Gastronomía.

Su detención forma parte de un operativo con el que el Gobierno y la Fiscalía intentan desmantelar las redes que operan el lucrativo negocio ilegal de los cigarrillos, que —según algunos de los implicados— mueve anualmente entre 100 y 150 millones de pesos en el mercado negro de la segunda provincia en importancia de la Isla.

Source link