02/08/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

«Las personas están sobreviviendo como perros callejeros buscando comida», denuncian desde Cárdenas

Cuba reportó al cierre del sábado 47 fallecimientos por COVID-19, la cifra más alta registrada en un día por el Ministerio de Salud. El acumulado de muertes en Cuba por la pandemia es de 1.537.

También hubo otros récords al cierre del sábado:

El total de casos confirmados en el día es de 6.923 (173 más que el récord al cierre del viernes), el total de casos autóctonos es de 6.882, y el número de pacientes ingresados es de 57.396.

Al cierre del viernes hubo 31 fallecidos y 6.750 nuevos casos. Fueron “los peores indicadores”, dijo en ese momento el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Dr. Francisco Durán.

Este domingo, el Dr. Durán dijo que las cifras crecen diariamente y son alarmantes. El sábado fue muy malo, dijo, al citar el número de fallecidos. También comentó que se va poder resolver esta crisis, pero «todos» tienen que aportar al esfuerzo.

Las autoridades anunciaron, para el 15 de julio, que se establece el aislamiento obligatorio de 14 noches en instalaciones hoteleras del 100% de los viajeros cubanos que arriban por los aeropuertos de Varadero y Cayo Coco.

Otra medida es que se limita la cantidad de equipaje a traer en bodega a una sola pieza para los viajeros cubanos que arriben por dichos aeropuertos.

Matanzas es el epicentro de la crisis. El opositor Manuel Cuesta Morúa dijo en Facebook que la crisis confirma «lo que poco a poco se viene avizorando: la existencia de dos pueblos. El pueblo del relato y el pueblo de la realidad».

El activista de Arco Progresista dice que el pueblo del relato es el retórico, inmovilizable, exiguo, raquítico, burocratizado, sin sentido del humor y regañon. El otro, el de la realidad, es el que pierde el miedo, enseña su rabia, ríe con irreverencia, protesta, se autoorganiza, aquí y allá, y saca a relucir ese lado humano.

A pesar de los problemas en Cuba, particularmente en Matanzas, el Ministerio de Exteriores ha dicho que no es necesario abrir un corredor de ayuda humanitaria, aunque reconoció que la situación es «muy compleja» e instó a donar desde el exterior a través de los canales oficiales.

«Algunos de manera intencionada y manipulada aducen a la necesidad de implementación de corredores humanitarios, de intervención humanitaria», declaró en una rueda de prensa en La Habana el director general de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes en el Exterior del MINREX, Ernesto Soberón.

No obstante, ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil en diversos países llevan a cabo una campaña en las redes sociales para pedir la apertura de un corredor humanitario que permita combatir la crisis sanitaria.

Los organizadores, que usan las etiquetas #SOSCuba y #SOSMatanzas, también se están organizando dentro y fuera de Cuba para recolectar dinero, materiales médicos, alimentos y otros insumos y enviarlos a los lugares afectados.

Este fin de semana, Amnistía Internacional y Human Rights Watch publicaron mensajes de SOS para Cuba.

Source link