Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

Islas Caimán repatria a tres cubanos mientras mantiene detenidos a otros 172

El Servicio de Aduanas y Control de Fronteras (CBC) de Islas Caimán repatrió a tres balseros cubanos que se encontraban detenidos en ese territorio británico de ultramar mientras mantiene bajo detención a otros 172, según medios de prensa locales.

Los cubanos migrantes fueron escoltados de regreso a la isla, tras su solicitud personal, de acuerdo con un reporte del medio local Cayman Compass.

También la información refiere que al menos otros 172 cubanos se encuentran en instalaciones del CBC, y que ese organismo aún está considerando qué pasos a seguir en sus casos.

En mayo último, el CBC alertó sobre la escalada de balseros cubanos que estaban llegando hasta sus costas y que en ese momento ya estaba a punto de desbordar sus instalaciones y servicios.

En esa fecha dijeron, a través de un comunicado, que allí también estaban experimentando altos niveles de migración irregular, con 173 inmigrantes cubanos bajo el resguardo del CBC y del Comité de Migración Masiva.

El director del CBC, Charles Clifford, recordó  que ese territorio británico de ultramar experimentó una crisis migratoria masiva de cubanos en 1994, con el arribo de 1,100 inmigrantes cubanos, pero con el creciente número de balseros que estaba llegando desde los últimos meses a sus costas, “la situación tiene el potencial de abrumar nuestros servicios, lo que podría crear desafíos de seguridad nacional”.

La alerta del CBC refirió además que en abril de 2015, el gobierno de Islas Caimán firmó un Memorando de Entendimiento con el gobierno de Cuba en materia migratoria, en el que se introdujo un cronograma para el intercambio de información entre los territorios para acortar el tiempo entre la llegada y la repatriación de los migrantes cubanos.

Además, dijeron, ese acuerdo reduce los costos que implica alojar a los migrantes durante un período más prolongado, aunque el proceso de repatriación se retrasa por los desafíos legales y porque en los últimos dos años la frontera de Cuba estuvo cerrada debido a la pandemia de COVID-19.

A finales de junio, el CBC de Islas Caimán admitió que al menos 20 inmigrantes cubanos, detenidos en el centro cívico de Breakers, se contagiaron con el virus de la varicela.

Según el medio local Cayman Compass,  esa instalación en esa fecha ya estaba al límite de su capacidad y que en la misma se encontraban retenidos 30 cubanos indocumentados.

En un inicio los cubanos contagiados con el virus eran nueve, de acuerdo con el CBC, pero desde su traslado a Breakers ese número creció, por lo que las autoridades migratorias de Islas Caimán tuvieron que tomar otras medidas para aislar a los enfermos.

La situación de salud y la desatención del gobierno provocaron también que un grupo de inmigrantes cubanos se amotinara contra los oficiales del recinto.

En esa ocasión, los manifestantes arrastraron colchones fuera del edificio principal y al parecer iniciaron un pequeño fuego.

Las autoridades indicaron que la escalada de tensiones fue atendida por los funcionarios pertinentes, por lo que la situación volvió a la normalidad.

De acuerdo con el sitio digital Loop, la crisis fue complicada y difícil de manejar, pues al incremento del número de indocumentados que arriban a sus costas y a la presencia de la varicela, se suma el largo de tiempo de espera que tienen que sufrir estos inmigrantes para regularizar sus casos.

La demora responde a la larga lista de regulaciones que en cuestiones migratorias sigue ese país: la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar, la Convención sobre Alta Mar y  el memorando de entendimiento entre Cuba y las Islas Caimán, entre otras.

Source link