02/08/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Importantes instituciones norteamericanas piden al régimen poner fin a ola represiva en Cuba

El Centro David Rockefeller de Estudios Latinoamericanos, el Centro Hutchins de Investigaciones Africanas y Afroamericanas y el Instituto de Investigaciones Afroamericanas de la Universidad de Harvard emitieron un comunicado conjunto condenando la oleada de represión en Cuba y exigiendo la liberación de prisioneros y detenidos.

Dichas entidades, que se reconocen como «unidades de investigación y docencia que mantienen relaciones de colaboración e intercambio de larga data con colegas e instituciones cubanas”, expresan en el comunicado su “enérgica condena a la reciente represión del gobierno cubano contra artistas y activistas que buscan la libertad artística y la libertad de expresión”.

Más adelante, señalan que “activistas, incluidos artistas visitantes de Harvard como Tania Bruguera, están siendo desacreditados en los medios estatales cubanos como ‘mercenarios’ o agentes de gobiernos y organizaciones extranjeras hostiles”.

El comunicado destaca a los miembros del Movimiento San Isidro (MSI), que están “entre los que sufren las formas más violentas de represión”, señalando que “son artistas visuales, músicos de rap, poetas, y jóvenes intelectuales que utilizan las artes para articular demandas de reconocimiento e inclusión”.

También citan en el comunicado el “Manifiesto fundador”, del 27N en el que los jóvenes creadores dejan claro que no están pidiendo “anarquía o confrontación, queremos diálogo y comprensión”.

El caso de Luis Manuel Otero Alcántara, de cuyo historial de represión demuestran estar bien informados, incluyendo su detención “sin el debido proceso”, es uno de los argumentos que esgrimen estas instituciones para ilustrar las razones del presente llamado.

De acuerdo con el posicionamiento de las tres entidades norteamericanas, “Este llamado debe hacerse extensivo a otros miembros del MSI quienes están experimentando diversas formas de represión estatal”, y hacen énfasis en que “Muchos de ellos son jóvenes afrodescendientes, incluidos artistas como los raperos Denis Solís, Maykel Castillo ‘Osorbo’ y Eliecer Márquez Duany ‘El Funky’.

Al respecto, el comunicado señala que estos artistas “se encuentran presos o detenidos bajo dudosos cargos de ‘desacato’ o ‘desobediencia’ contra funcionarios públicos”.

Los participantes en esta declaración mencionan la pobreza del barrio San Isidro “habitado mayoritariamente por afrodescendientes”, y compara además la violencia desatada por el régimen cubano contra estos con “formas de violencia estatal racializada en otros países de América, incluido Estados Unidos”, y apunta que “Las vidas de los negros cubanos también importan”.

El documento cierra con un “llamado respetuoso a las autoridades cubanas para que cesen esta represión, pongan en libertad de inmediato a los detenidos o encarcelados y atiendan los llamamientos del Movimiento San Isidro a un diálogo nacional pacífico”, concluye el texto.

Source link