Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

Humo proveniente del incendio en Matanzas cubre el reparto Versalles

El reparto de Versalles de la ciudad de Matanzas está cubierto por el humo proveniente del incendio en la Base de Supertanqueros, según fotos y videos compartidos por residentes y personas que han estado en esa zona.

 “Una densa cortina de humo se ve sobre Versalles. Estoy moviéndome a una zona más alejada de ahí pues se siente el olor a combustible”, apuntó en Twitter el fotógrafo y realizador audiovisual Miriel Santana, quien ha hecho una serie de imágenes y videos desde que comenzó el siniestro este último viernes y comparte imágenes de la nube de humo que cubre la localidad matancera, cercana a la zona del desastre.

También otro usuario en Twitter que se identifica como Jean comparte un video desde el barrio en el que se observa cómo el humo cubre la barriada, donde los vecinos han vivido en los últimos días más de un momento de tensión por las explosiones sucedidas en la cercana Base de Supertanqueros siniestrada.

La expansión del incendio en la zona industrial de Matanzas tras el colapso del tercer depósito de la Base de Supertanqueros también cubrió este lunes de nubes negras el cielo de la capital cubana.

El humo asociado al potente incendio se expandió por toda la costa norte hacia el oeste del país, causando preocupación entre los habaneros que han visto oscurecerse el cielo de la ciudad con nubarrones contaminantes.

Este último sábado, autoridades meteorológicas advirtieron que las lluvias por el incendio en Matanzas podían estar cargadas de contaminantes y aconsejaron a la población no exponerse a estas.

El meteorólogo cubano Jorge Félix Hernández Capote explicó que por el incendio “se están generando nubes Pyrocumulus, que son un tipo de nube cumuliforme que se producen por fuego o actividad volcánica”.

“El flujo predominante del viento es de región este lo que llevará estos nublados hacía el oeste (provincias de Matanzas, Mayabeque, La Habana, Artemisa y parte de Pinar del Río)”, agregó el especialista en una publicación de Facebook.

En la tarde de este sábado, una lluvia negra presumiblemente cargada contaminantes se pudo constatar en varios lugares de la capital cubana, según varios reportes.

El periodista cubano residente en Miami, Mario J. Pentón, compartió en su perfil de Twitter una imagen de agua de lluvia recolectada en una zona no especificada de La Habana, con la siguiente información “Ojo, está lloviendo en algunas zonas de La Habana. Vean la contaminación. No se exponga a esa lluvia”.

Varios residentes en la capital confirmaron la ocurrencia de lluvia negra, en los comentarios al tweet de Pentón.

Asimismo, una lluvia de cenizas negras cae persistentemente sobre el Valle de Yumurí, en Matanzas, tras el incendio de grandes proporciones que aún se enfrenta en la zona industrial de esa provincia cubana. 

Residentes en la zona denunciaron daños a los cultivos, y contaminación en el agua y el medio ambiente, en un reporte de la prensa local. 

El campesino Enrique Viera García mostró al Periódico Girón que sus cultivos están cubiertos de una sustancia negra que cae cada vez que llueve desde el domingo. Mostró que las hojas de sus plantas de calabaza están totalmente contaminadas.

El rotativo comprobó que los pisos de los portales de las viviendas de la zona y en general todo lo que la lluvia toca se llena del líquido viscoso y negro en el poblado del Valle conocido como Entronque de Mena. 

Las lluvias son provocadas por el incendio que desde el viernes afecta la Zona Industrial de Matanzas, y que mantiene una nube negra sobre el occidente del país, que se eleva en dirección a La Habana por la acción de los vientos del nordeste.

El Valle de Yumurí, un paisaje natural de 9666 hectáreas, es especialmente afectado dada su cercanía con la zona de desastre. Desde cualquier punto de la ciudad se puede observar cómo el viento del nordeste dirige la gran columna de humo hacia el Valle del Yumurí.

La ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba (CITMA), Elba Rosa Pérez Montoya, reconoció este martes que el siniestro tiene un «impacto severo» en el medioambiente, y que «hay aproximadamente 3,200 partículas en el aire en estos momentos«.

«La nube (ocasionada por la quema del combustible crudo y fuel oil) tiene dióxido de azufre, óxido de nitrógeno, monóxido de carbono, entre otras sustancias, que están cayendo sobre Matanzas, Mayabeque y La Habana», agregó.

Explicó que «estas sustancias están a cuatro o cinco kilómetros de altura», y que descienden cuando llueve provocando la lluvia de cenizas negras.

No obstante, concluyó que «esas concentraciones están en la altura y no se han reportado afectaciones para la vida humana», aunque recomendó a los cubanos del occidente de la isla mantener el uso de cubrebocas.

Source link