Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

Helado de guanábana – La Cocina de Vero

Helado de guanabana

Desde que me compré la máquina de helado en diciembre, no he parado de experiementar. Y casi cada receta que en ella preparo se convierte en el nueva favorita de mi familia. Ha sucedido otra vez con este helado de guanábana, después de que el favorito de mi esposo fuera el de fresa.

La guanábana es una fruta tropical familia del anón y la chirimoya. Es la que alcanza mayor tamaño -yo las he visto hasta de unos 20 centímetros-, y la que tiene una piel bastante lisa pero con ‘espinas’. Su masa es muy aromática y como sus parientes, se encuentra en su gran mayoría rodeando unas semillas negras finas y alargadas.

Helado de guanabana

Acá no es tan fácil encontrarla fresca, pero congelada es bastante económica y su pulpa tiene gran calidad.

Como estamos usando fruta congelada, nos saltamos el paso de enfriar bien la mezcla antes de ponerla en la máquina de helado.

¿Y si tienes una guanábana fresca?

Si usas pulpa fresca, pon la mezcla en una jarra 2 horas en el refri o de un día para otro.

¿Y si no tienes máquina de helado?

Si no tienes máquina de helado, con cualquiera de las dos pulpas, pon la mezcla en un molde metálico molde para pan en el congelador y tápalo con papel film. Cada media hora aproximadamente, le pasas un tenedor, para evitar que se formen cristales, hasta que el helado esté listo. Unas 6 horas aproximadamente.

Helado de guanabana

Beneficios de la guanábana.

Seguramente habrás leído o escuchado hablar de las propiedades curativas de la guanábana. De esta planta se pueden fabricar productos que van desde té para los nervios o el catarro, hasta medicinas anticancerígenas e incecticidas. Es rica en hierro, vitamina C, potasio, fósforo y fibra, por lo que se recomienda para la digestión, como antinflmatorio, de antioxidante, así como para prevenir problemas de osteoporosis, diabetes y arteriales.

Este helado es muy cremoso y no queda muy dulce. Es casi como comerte la fruta. La cantidad de azúcar que usamos apenas le quita la acidez a esta fruta, que también se conoce como anona de México, guanábano o catuche.

Esta receta da para 8-10 raciones.

Helado de guanabana

Ingredientes

  • 1/4 de taza de azúcar blanca
  • 1/2 taza de agua
  • 10 oz de pulpa de guanábana congelada
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 de cdta de extracto de vainilla
  • 200 ml de crema (nata líquida, crema espesa)

Preparación

Pon el agua y el azúcar en una cazuela pequeña o mediana y caliéntala a fuego medio durante unos 3-5 minutos, hasta que se disuelva el azúcar. Aparta del fuego y reserva.

Una vez se refresque esta especie de almíbar ligera, ponla en la batidora junto a la pulpa de guanábana, la sal y la vainilla. Bate un par de minutos para integrar bien. Añade la crema y bate unos 30 segundos.

Vierte la mezcla en la máquina y sigue las instrucciones del fabricante para formar el helado. En mi caso, toma entre 10 y 15 minutos. En el vídeo pueden ver los detalles. Es muy fácil.

Este helado de guanábana se puede comer acabado de hacer. Recomiendo consumir durante la primera semana, pero puede durar un poquito más. Si no se lo come al momento, sáquelo del congelador unos 5-10 minutos antes de servir para que sea más cómodo bolearlo.

Este no es un post pagado, pero cuando he puesto recetas de helado antes en el blog o en las redes, me han preguntado por la máquina que he comprado. Pueden verla aquí.

Helado de guanabana

¡Compartir es demostrar interés!

Source link