19/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Guía de supervivencia italiana para no ser estafado en Cuba

Un Blogger italiano compiló los 10 tipos de estafa que encuentran los turistas en Cuba, para no ser «desplumado como un pollo»

ROMA, Italia.- “En Cuba no hay lugar para viajeros incautos o turistas ingenuos: serán engañados sin piedad y sistemáticamente como tontos a través de un arsenal de estafas, engaños y trampas que no tiene igual en América Latina. Créeme: aunque ya hayas viajado por medio mundo y te sientas seguro, un viaje a Cuba te pondrá a prueba”.

Estas palabras fueron escritas por el Blogger italiano Daniele ERMES Galassi. Un experto en viajes que ha recorrido el mundo entero, pero en la sección de su web dedicada a Cuba, en lugar de presentar una tradicional reseña de turismo, ofrece a sus seguidores una particular “guía de supervivencia” para no ser estafado en Cuba, titulada “CUBA: NON È UN PAESE PER POLLI. TRUFFE E RAGGIRI DA CONOSCERE PER NON FARSI SPENNARE” (Cuba no es un país para pollos: trufas y engaños que se deben conocer para no dejarse desplumar).

“Nada se mueve en Cuba excepto por la ganancia económica, y el cubano en la calle miente. Siempre. Pero miente por necesidad, así que no lo condeno. Sin embargo, he experimentado de primera mano lo que significa ser el blanco constante de tales presiones y por eso escribí esta guía de supervivencia: quiero darte alguna esperanza de luchar en igualdad de condiciones contra los jineteros diabólicos, los cubanos que intentarán en todos los sentidos robarte el dinero donde quiera que vayas”, dice en el artículo, publicado en italiano el 24 de mayo de 2018 en la web Stary Ermes.

Pero ¿qué motivó a Daniele a romper con el estilo de sus artículos sobre viajes para escribir esta guía de supervivencia? CubaNet lo entrevistó y explicó que “Cuba es el último lugar en donde un viajero ingenuo debería ir, porque hay tantos países en donde el turista es visto como una máquina de dólares, como en Asia o Vietnam, pero como en Cuba. Sinceramente la América Latina la he recorrida toda, desde el centro hasta la Patagonia, pero algo así no lo había experimentado jamás”.

Source link