Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

Gobierno cubano anuncia medidas para impulsar inversión extranjera en el comercio

El gobierno cubano anunció este lunes un paquete de medidas con las que pretende abrir el comercio mayorista y minorista del país a inversores extranjeros, en su intento por remontar la acuciante escasez de alimentos y otros productos básicos de los últimos años.

La viceministra primera del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Ana Teresita González Fraga, explicó en el programa televisivo oficialista Mesa Redonda las recientes disposiciones gubernamentales que buscan estimular la inversión extranjera en el comercio mayorista y minorista -estatal y privado-, en medio de la severa crisis económica del país.

González Fraga alegó que las restricciones de divisas para que operen las entidades estatales con actividades comerciales ha provocado un desabastecimiento en el mercado interno de bienes y servicios altamente demandados por la población y por los actores no estatales. 

Anunció que para solventar es crisis se han adoptado varias medidas y en primer lugar, mencionó que  se ha decidido promover el desarrollo en todo el país de negocios para impulsar el comercio mayorista a través de la inversión extranjera.

“Es importante que se conozca que la inversión extranjera, hasta hoy, la hemos dedicado básicamente para producir bienes y servicios, y hoy nos estamos proponiendo que se creen entidades de inversión extranjera para comercializar en el mercado mayorista”.

Otra medida aprobada fue la de promover de manera selectiva la creación de empresas mixtas al amparo de la ley de inversión extranjera para realizar actividades de comercio minorista, lo cual permitirá lograr una mayor eficiencia en esa esfera del comercio.

Aclaró, que se priorizarán países y socios que se han mantenido en Cuba, a pesar de las dificultades.

Asimismo, se acordó promover que estos negocios de inversión extranjera se destinen, fundamentalmente, a la venta de materias primas, insumos, equipamientos y otros bienes que puedan contribuir a impulsar el desarrollo de la producción nacional.

Además, al suministro de bienes ya terminados como productos alimenticios, aseo y línea económica e instalación de sistemas de generación de electricidad con fuentes renovables de energía.

La funcionaria comentó que “buscamos que estas medidas tengan una incidencia inmediata en los problemas de desabastecimiento y contribuyan a mejorar las ofertas en las tiendas en MLC y en moneda nacional”.

Esto incluye, dijo,  autorizar ventas en MLC, aunque recalcó que la liquidez que se obtenga en el país, por concepto de impuestos y otros ingresos asociados, se destinará a estimular la producción nacional y al comercio en pesos cubanos para la población, principalmente.

Otra medida aprobada fue la de favorecer que estas entidades puedan prefinanciar a productores nacionales que tengan condiciones de convertirse en suministradores. 

Apuntó, en ese sentido, que “estamos hablando de que hoy tenemos capacidades instaladas en el país que, por carencia de financiamiento, no pueden producir bienes”

Explicó, que “prefinanciar a estos productores nacionales para que, en un tiempo, entreguen los bienes terminados a las modalidades de inversión extranjera, y estas, a su vez, los comercialicen en el mercado nacional para contribuir a una mayor oferta en el mercado nacional”.

Las propias modalidades de inversión extranjera –precisó la viceministra– pueden vender también y comercializar al por mayor esos productos. 

La viceministra dijo que se está buscando que empresas extranjeras financien a empresas minoristas cubanas para que estas puedan producir, ya que en la actualidad tienen la capacidad para hacerlo, pero están limitados por la falta de financiamiento.

En su intervención, habló que se aprobó, además, el incremento del uso de las consignaciones y, en menor medida, de la venta de mercancías en régimen de depósito aduanal para tener los bienes en el país.

Explicó, que se autoriza la importación y exportación de manera directa a determinados actores económicos no estatales de la economía que generen bienes y servicios para la exportación.

Precisó en ese sentido que se iniciará por las que exporten servicios informáticos y que se autorizará también a realizar comercio exterior a aquellos privados que logren comercializar a mejores precios para la población.

En su intervención, la ministra comentó que la falta de moneda dura también ha conllevado al desarrollo de “formas espontáneas e informales en las cadenas de suministros”, que influyen en el incremento de los precios comerciales.

La funcionaria admitió que las acciones para solventar la profunda crisis económica en la isla “han resultado insuficientes” para frenar la escalada en los precios en la isla.

Reconoció que se mantiene la situación de desabastecimiento en el mercado interno y no se ha logrado el impacto esperado en el desarrollo del comercio mayorista.

También convino en que en Cuba no se han aprovechado los beneficios que hoy pudiera reportar la participación de la inversión extranjera en el desarrollo del comercio, sobre todo en materia de acceso a mercados de suministro, en la atracción de financiamiento, equipamiento, de métodos de administración, o el uso de técnicas novedosas para la gestión logística.

“El esquema cambiario debe contribuir en alguna medida al desarrollo de un comercio mayorista y minorista”, aseveró la viceministra.

Entre las puntualizaciones que hizo la viceministra dijo que se autoriza la participación de empresas de capital ciento por ciento extranjeros para el comercio mayorista.

Refirió que serán sometidas a una evaluación para que respondan a las necesidades del país y que se priorizan aquellas que puedan suministrar insumos para los actores económicos y productos que necesiten para la generación de bienes y servicios en el país.

No obstante, sostuvo, que “al monopolio estatal de comercio exterior no renunciamos ni renunciaremos nunca»

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, comentó en el programa que desde que se diseñó la estrategia para estimular la economía, el comercio ha estado en el centro de la misma,  a través de medidas que permitan resolver la situación compleja en el abastecimiento, impactado por un difícil contexto internacional, una crisis logística y el embargo económico a Cuba.

La titular reconoció, además, que el comercio interior no ha sido un sector priorizado en el ámbito de la inversión extranjera, porque los principales proyectos han estado dirigidos a la producción de bienes y servicios.

 “La inversión extranjera no escapa de la estrategia del sector del comercio, incluidas la atracción de capital y la captación de nuevas tecnologías, así como la incorporación de métodos gerenciales y de mercadotecnia”, sostuvo la funcionaria.

CiberCuba resume las medidas aprobadas para el desarrollo del comercio minorista estatal y privado en la isla a través de la inversión extranjera:

-Creación de entidades de inversión extranjera para el comercio mayorista.

-Creación de empresas mixtas para el comercio minorista.

-Promover que los negocios de inversión extranjera se dediquen a la venta de materias primas y bienes, que impulsen la producción nacional.

-Priorizar los negocios de productos alimenticios, aseo y fuentes renovables de energía para la generación de electricidad.

-Aprobados los prefinanciamiento a los actores económicos estatales y no estatales.

– Aplicación de sistema financiero diferenciado, y se les autoriza la venta en MLC.

-Entidades de inversión extranjera podrán comercializar de manera minorista.

Source link