22/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

«En un régimen totalitario como Cuba la información puede destruir la estabilidad del sistema»

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) abordó los desafíos de ejercer el periodismo en Cuba en una entrevista con la periodista cubana Bárbara Maseda, creadora del proyecto Inventario.

En la isla los periodistas independientes son amenazados y acosados y la información se mantiene oculta, indica el ICIJ.

Maseda explicó al periodista Sean McGoey que en Cuba el periodismo independiente que escapa al control del Estado es ilegal, que no se puede registrar una organización de noticias y a los periodistas independientes no se les reconoce como reporteros que quieren tener acceso a una fuente.

También mencionó que a veces la Seguridad del Estado intenta reclutar a los periodistas independientes para que se conviertan en informantes y que cuando estos se niegan les dan un tratamiento diferente: «Y este tratamiento consiste en tener a alguien parado afuera de tu puerta. Y si intentas salir a hacer la compra, o cualquier cosa que quieras hacer fuera de tu casa, te dicen que no puedes salir. Esto les ha sucedido a muchos de mis colegas recientemente. Y esta es una forma de mantener a los periodistas detenidos en sus propias casas. Es como si tu casa se convirtiera en una prisión y te mantienen allí. Y no hay ninguna ley u orden judicial, ni nada que respalde todo esto, pero es la forma en que realmente funciona sobre el terreno. Y amenazan a tu familia porque muchas veces les resulta más fácil presionarte a través de un familiar, como tu pareja o tus padres, basándose en esta idea de que es más fácil sacrificarte a ti mismo que sacrificar a los demás. Es pura maldad».

La creadora de Inventario, un proyecto que busca facilitar el acceso de periodistas y ciudadanos a datos abiertos e información pública sobre Cuba, dijo que acceder a los registros en la isla es «absolutamente imposible».

«Porque en un régimen totalitario como Cuba hay que entender que la información es algo que puede destruir la estabilidad del sistema. No solo son incompatibles, sino que significa destrucción mutua», declaró la experta graduada en la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana (2005) y con una maestría en Birmingham City University, Reino Unido (2016)

Por otra parte recordó que en la isla no existe una ley que garantice el acceso de periodistas o ciudadanos – o cualquier persona – a los registros públicos y por muchos años los ministerios y entidades públicas no publican ningún tipo de registros a los que se pueda acceder.

«No creo que haya voluntad política para cambiar nada de eso de una manera que beneficie al periodismo. En todo caso, tengo que decir que lo que hemos visto es que está retrocediendo», afirmó.

De su experiencia con Inventario, surgido en 2018 en la Beca de Periodismo John S. Knight (JSK) de la Universidad de Stanford y donde combina las técnicas del periodismo de investigación con “cultura abierta y tecnología cívica”, pone el ejemplo de cómo están siendo expuestos los rostros y herramientas de la represión en Cuba.

«Llevamos muchos meses siguiendo en las redes sociales la información que la gente comparte en fotografías y videos de policías y fuerzas de seguridad del estado que acosaban a activistas y periodistas. Algo que se ha vuelto común en las redes sociales cubanas que antes no existía es la gente que graba a la persona, que se viste de civil y te dice que tienes que ir con ellos. Es una especie de secuestro, porque nadie te muestra una identificación de que son agentes de la ley. Te dicen que tienes que venir con ellos y te suben a un coche. Y el coche no es un coche de policía muchas veces. Por primera vez ahora, tenemos imágenes de esos autos y esas personas», indicó.

Source link