24/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

En peligro campaña tabacalera; tampoco mejorará producción de carne de res y leche (VIDEO)

La zafra tabacalera en San Juan y Martínez, en Pinar del Río, está atrasada y muy comprometida por la falta de combustible e insumos, dijeron campesinos a Radio Televisión Martí.

El tabacalero Osmani Poveda Hernández, residente en el lugar, valoró como critica la situación actual con la zafra en el territorio, donde hasta las mujeres que se especializan en las labores de ensartado y selección de las hojas en las casas de secado, ya no quieren trabajar por las malas condiciones, señaló.

“El tabaco, para recolectarlo, primero hay que regarlo, y hace más de 15 días que aquí no se puede regar. Estábamos a la espera de que nos trajeran petróleo y tuvimos que recoger el tabaco porque se estaba quemando, y nunca llegó el combustible para el uso de las bombas”, explicó el productor.

Según dijo, ya la campaña estaba atrasada porque el Estado no ofrece recursos. “Por eso es que la hoja está muy afectada, no tenemos buenas casas de secado, están en malas condiciones y las mujeres ya no quieren trabajar con los campesinos, porque es muy bajo el salario que les pagan”.

Un plan condenado al fracaso

Mientras, campesinos independientes concluyen que, con los precios y condiciones impuestas por el gobierno a los ganaderos, no habrá mejoría en las producciones de carne de res y leche, en medio del desabastecimiento de alimentos que sufre el país, agravado por la pandemia de coronavirus.

La pasara semana, el Estado aprobó los precios máximos de acopio en pesos cubanos, por categoría, del ganado bovino en pie (vacuno y bufalino) en el campo, con destino a los mataderos autorizados, y para la leche fresca de vaca y de búfala en el campo, señaló el acuerdo 9052/2021 del Consejo de Ministros, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba.

Vaquería estatal en Pinar del Río. (Cortesía: Esteban Ajete)

Recientemente, el gobierno cubano autorizó que los campesinos cubanos podrán vender por su cuenta la carne de res, así como la leche y productos derivados, si cumplen una serie de requisitos como son el cumplimiento de los planes estatales con Acopio y sin que se reduzca la masa ganadera, entre otros.

En Mayarí, provincial de Holguín, el agricultor Osmel Ramírez Álvarez destaca que los precios establecidos por las autoridades no tienen en cuenta al productor, y es otra prueba del control que tienen Acopio.

“Esos precios que acaban de anunciar, se supone que no son buenos, con respecto a la rentabilidad que debe tener un campesino para sentirse estimulado, entonces es una cosa un poco extraña que ya publicaron los precios y nada dicen todavía sobre los precios de los insumos, que según ellos pretendían arreglar”, apuntó.

El ganadero y dueño de finca en Bayamo, Granma, Emiliano González, señala que no va a producir en las condiciones impuestas porque de esa forma dejará perdidas.

“Los precios se han disparado de una manera alarmante en todos los insumos, ya eso pasó con el arroz; los precios, por las nubes, y entonces los productores no pudieron sembrar, porque no les daba la cuenta, y ahora no hay arroz en el mercado. Ahora pasará lo mismo con las producciones de carne y leche; eso es, prácticamente, trabajar para el gobierno por un bajo salario”, afirmó.

Desde San Antonio de los Baños, el campesino Daniel Alfaro afirma que el plan gubernamental para aumentar las producciones de carne de res y leche está condenado al fracaso.

“Ellos te van a poner una norma, que si tu lograr sacar cuatro vacas al año… Al final, las tendrás que entregar a Acopio, que les impone unas cuotas muy altas a los agricultores. No le da ningún tipo de negocio al campesino este tipo de venta, va a trabajar por gusto”, concluyó Alfaro.

Y para el líder de la Liga de Campesinos Independientes de Cuba, Esteban Ajete Abascal, si no hay una real libertad para el campesino, no habrá una mejoría en las producciones agropecuarias.

“En estos días yo hice un recorrido por varias vaquerías del estado, donde no hay ni vacas, están abandonadas, sin pastos y cubiertas de marabú. Tampoco hay forraje”, describió.

Source link