22/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

En detalles, nuevas medidas para potenciar la producción de alimentos

 

Con relación a las medidas de carácter financiero, productos bancarios y requerimientos de garantía, se evaluó reorientar en el Presupuesto los fondos de fomento para estimular el crecimiento de las producciones, “en un régimen de fideicomiso, que no implique gastos financieros a la base productiva”, especificó.

“Dentro del Presupuesto Estatal para el 2021, hay 1 800 millones para fomentar las producciones agrícolas a través del otorgamiento de créditos y servicios bancarios, que le abaraten los costos de esos préstamos a los productores”.

De igual modo, se aprobó la constitución, por parte de las cooperativas con capacidad financiera, fondos en los Bancos para otorgar a sus asociados garantías de financiamiento para capital de trabajo y su desarrollo.

“No es que la cooperativa se convierta en un banco, sino que tenga la capacidad de que, con determinado fondo previo acuerdo de su junta directiva, puedan ponerlo en el banco y destinarlo a sus productores, de manera que estos tengan garantías cuando requieran créditos bancarios para propósitos específicos”.

Bolaños Weiss especificó que, en el caso de los Seguros Agropecuarios, se confirma en este sector la necesidad de su transformación, no solo en una garantía y compensación real para los productores en las condiciones actuales, sino como un servicio financiero con que los productores puedan contar para estimular sus producciones.

Al respecto, el vice primer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca, apuntó que los productores tienen insatisfacciones con dos temas. “En el caso del seguro, aunque se han adoptado un grupo de medidas, los productores no las conocen. Tenemos que ir a un programa importante de comunicación y explicar esas medidas”.

“En los temas relativos a los bancos, los productores también están insatisfechos. Hay trabas en el sistema bancario, por lo que el primer ministro y el presidente han dado indicaciones de realizar una evaluación integral de los servicios que presta el banco a los productores”.

Reconoció que se deberán presentar un grupo de transformaciones para estimular la utilización de los créditos. “Estos se otorgan, pero luego cómo se mide su utilización y los efectos que tienen”.

“En este tema estamos insatisfechos y en próximas Mesas Redondas habrá que invitar a los compañeros del Banco para que den una amplia explicación de las transformaciones diseñadas, incluyendo la aprobación del Banco de Fomento Agrícola, que tiene un respaldo en el Presupuesto para potenciar producciones agrícolas.

De igual modo, el vice primer ministro dijo que hay que propiciar una explicación más amplia de las medidas relacionadas con los Seguros, además de otras que deben propiciar el vínculo directo con los productores, “porque no todo puede ser por los canales digitales”

De manera general, resaltó que las diferentes medidas no pueden verse aisladas, sino que se encadenan unas con otras. “Tenemos que ir a un análisis de la responsabilidad que tiene nuestro sistema empresarial en el control de las fichas de costo y de la eficiencia”.

Tapia Fonseca indicó que, a partir del análisis realizado por los expertos, se comprobó que hay fichas de costo elaboradas sin objetividad. “No hay un pensamiento creativo de los cuadros, ni un análisis económico”. 

“Esas medidas están asociadas al rigor del análisis que se ha realizado con cada uno de los organismos vinculados. ¿De dónde salió, por qué ha disminuido, qué pasó? En algunos casos faltó sensibilidad y profundidad, por lo que se realizaron los análisis correspondientes con las direcciones administrativas”.

Por eso, estos cambios están asociados “al impacto hacia adentro de cómo fortalecer nuestras empresas, lograr una mayor eficiencia y cómo los cuadros se ocuparán en mayor medida de las tareas vinculadas a la economía”.

A la hora de fijar los precios, –ejemplificó– una de las cuestiones que presentaron los expertos, es que faltó el intercambio con los productores a la hora de tomar decisiones. “¿Por qué no siempre se hizo?”

Precisamente, detalló, los cambios relacionados con las tarifas de electricidad y agua, así como los servicios del banco, buscan “quitar muchas de esas estructuras intermedias, ir más al productor y que este se vea más reflejado, así como acercar los servicios al productor. Esto va a estimular el intercambio entre este y los decisores”.

“Menos reuniones de los empresarios e ir más al surco, a la base, para conocer las realidades concretas de los servicios en la práctica. Las medidas tienen un efecto importante, pero para lograr su aplicación van asociadas a un cambio del estilo de trabajo de los cuadros”, concluyó el vice primer ministro.

Bolaños expuso que el Seguro garantiza una póliza para el sector agropecuario que cubre los principales riesgos (plagas y enfermedades, fenómenos meteorológicos extremos, como sequía, intensas lluvias, ciclones, inundaciones, exceso de humedad, granizadas e incendios). 

“Es por ello –destacó– que se pretende incrementar y diversificar los servicios del Seguro para que constituyan una garantía y real compensación para los productores en las condiciones actuales.

“Es la voluntad de la Empresa Nacional de Seguros. Ellos tienen claro las transformaciones que tienen que hacer, sobre todo, llegar a las bases productivas y lograr que se incremente este servicio con las dos grandes modalidades que hoy pensamos son interesantes e importantes para el productor: asegurar la inversión y el rendimiento”.

La ministra de Finanzas y Precios destacó que, por ejemplo, en el seguro de inversión el Presupuesto financia el 50% de la prima de seguro: “La prima que presta la Empresa de Seguros tiene una rebaja importante porque en buena parte -sobre todo en las producciones priorizadas- está el Presupuesto detrás financiando parte del valor de esa prima. Tenemos que lograr que se apliquen y se ejecuten esas medidas y, sobre todo, el seguro por rendimiento”.

Bolaños Weiss señaló la importancia de exigir y controlar a los gobiernos locales el cumplimiento de las medidas aprobadas por el CECM para evitar los impagos a productores, incluyendo la aplicación de los pagos por factura, ratificando el principio, de que “el que no pague, no compra”.

“No tenemos derecho a no pagarle a los productores, y eso lo hemos dicho en reiteradas ocasiones, pero no puede ser una consigna. Hoy, al cierre del mes de febrero, todavía teníamos identificados 43 000 000  de impagos a productores”.

La titular afirmó que en las provincias donde los impagos están más acrecentados, la empresa que le debe al productor tendrá que parar sus operaciones “y cada ingreso que genere será para pagarlo a los productores. El que no pague no puede comprar”.

En ese sentido, el vice primer ministro Tapia Fonseca recordó que una de las solicitudes de los productores es el pago por factura, “lo cual está aprobado. Ahora necesitamos -dijo- que las bases productivas lo apliquen”.

“Asimismo, está aprobado por el banco la entrega de un crédito de comercialización a las bases productivas. ¿Esto qué significa? Que las bases productivas pueden pedir un crédito y pagarle de inmediato al productor”, señaló el vice primer ministro y acotó que existen muchas bases productivas en el país que utilizan este crédito.

De igual modo, destacó que, a nivel de municipio, se tiene que hacer un análisis de conciliación mensual de las ventas y ver quién no ha pagado en el propio mes. “Cuando eso no se logra hay que exigir qué pasó en ese municipio”.

“Los impagos no solo están en La Habana. Hoy tenemos 960 productores en 55 municipios del país a quienes se les debe”, subrayó y recalcó que lo primero que hay que hacer es pagarle al productor porque “este no puede afectarse. Los cuadros deben tomar conciencia de esto”.

Tapia señaló que dentro de las medidas se estipula que “al que no pague no se le vende el producto”. Además, dijo que cuando se habla de contrato hay que ir a las reclamaciones jurídicas: “¿Cuántas bases productivas han demandado a los tribunales el incumplimiento? Vamos a llevarlo a los tribunales entonces. El contrato está aprobado en los Lineamientos del Congreso y en las estrategias económicas”.

“¿Dónde está el problema: en el municipio, el contrato, el pago por factura o en el crédito de comercialización? ¿Qué más vamos a inventar? Ya está dicho todo. Lo que falta es un problema de disciplina y exigencia, y decir, quién es, con nombre y apellidos”, incluso en espacios como este de la Mesa Redonda, aseveró. 

Por su parte, la ministra de Finanzas y Precios, se refirió al impacto que tienen todas estas medidas en el Presupuesto, así como al principio permanente de favorecer y estimular la carga tributaria al sector agropecuario.

La ministra señaló que se tomó la decisión de otorgar una bonificación consistente en la disminución de un 5% a un 2% del pago del Impuesto sobre los Ingresos Personales durante los años 2021 y 2022.

“Con el carácter retroactivo que va a tener esta medida, la ONAT tiene que llegar hasta las bases productivas, las delegaciones de la agricultura y el productor, explicando cómo se van a compensar los pagos de las producciones que ya les fueron pagadas por los ingresos que generaron durante los meses de enero, febrero y marzo”.

Bolaños dijo que todos estos cambios inmediatos van a tener un efecto muy importante para potenciar y resolver los problemas que existen en la producción de alimentos en el país.

“Estas medidas tienen un costo para el país, por eso es tan importante el llamado al compromiso y la responsabilidad social”, señaló y agregó que solo estas medidas tendrán un gasto en el presupuesto del Estado de 3 460 000 de pesos aproximadamente en este año”.

La titular de Finanzas y Precios destacó que lo más importante de estas medidas es lograr el efecto esperado y que las decisiones se conviertan en mayor cantidad de alimentos para la población.

Source link