23/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

El vocero de la dictadura cubana Humberto López, nuevo miembro del Comité Central del PCC

Anteriormente, pidió «una respuesta severa» contra los activistas del MSI y del 27N, a quienes acusa de ser «básicamente delincuentes y mercenarios», y dijo estar seguro de que habrá juicios contra ellos.

«Cuando lleguen sus juicios, a pesar de todo lo que han hecho, tendrán sí, claro, sus derechos, sus garantías, pero también tendrán la sanción que legalmente corresponda con la severidad merecida para cada uno de ellos. En mi caso, yo no tengo la menor duda de que eso va a ocurrir así», afirmó.

La pasada semana, Inés Casal, madre de uno de los miembros del grupo 27N, hizo una carta pública para pedirle al Gobierno cubano que cese el «asesinato mediático de personas que solo cometen el ‘delito’ de pensar diferente… y decirlo».

En su carta, Casal se dirigió al Gobierno cubano: «les ruego que detengan este asesinato mediático de personas que solo cometen el «delito» de pensar diferente… y decirlo. Es la responsabilidad que les corresponde».

Casal pidió a los «periodistas y voceros que se prestan para esta farsa» que «hagan correcta y éticamente su trabajo (no creo que deba decirles cómo, porque lo deben saber, al menos teóricamente) y no sigan hundiéndose en la ignominia y la cobardía».

Por ello, López fue incluido por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FDHC) en su base de datos de represores violentos cubanos.

«Además de la Seguridad del Estado, la Policía, los Comités de Defensa de la Revolución y las turbas parapoliciales, la cadena represiva castrista se apoya en el asesinato de reputación, y López se ha convertido en la punta de lanza de esas campañas de descrédito contra la oposición y la sociedad civil emergente», señaló la Fundación al hacer pública la designación.

Según esa organización con sede en Miami, López cursó estudios de abogacía, por lo que «debería ser más responsable de sus actos».

No obstante, el periodista «había venido difamando a los miembros de la oposición y la sociedad civil emergente acusándoles de mercenarios».

«Sin embargo, en la noche del jueves 8 de abril de 2021 se superó a sí mismo en villanía. López esta vez ha exhortado a que los miembros de los movimientos civilistas San Isidro y 27N sean juzgados por traición a la patria, un delito para el que la Constitución reformada en 2019 ampara la aplicación de la pena de muerte».

La FDHC subrayó que, tras esta nueva comparecencia, «Humberto López, que ya tenía un expediente de infamias con sus difamaciones, se convirtió así en el augur de una ola de terror contra jóvenes que encarnan el hastío del hambreado y oprimido pueblo cubano frente a una casta mafiosa que los explota y se apropia de los fondos del Estado para sus lujos y placeres».

Source link