24/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

El riesgo al contagio es obligatorio

El Ministerio de Salud Pública de Cuba reportó este lunes 1.066 casos nuevos de Covid-19, lo que eleva a 80.610 la cifra de contagios desde que comenzó la pandemia.

No se informó de fallecidos en la jornada, por lo que el número de muertos se mantienen en 436.

Entre los casos nuevos se reportan 173 menores de 20 años, de ellos 162 en edades pediátricas, incluyendo 13 menores de un año.

Se mantienen hospitalizados 26.198 pacientes, de los cuales 4.991 son casos confirmados, 3.787 son sospechosos y el resto está en vigilancia.

En todas las provincias cubanas y el municipio especial Isla de la Juventud, fueron reportados casos en la actual jornada; La Habana sigue siendo el epicentro de la pandemia con 556 contagios nuevos, seguida de Granma con 124, Matanzas con 118 y Santiago de Cuba con 78.

Mientras que residentes desde la isla dijeron a Radio Televisión Martí que continúa el desabastecimiento de alimentos y medicamentos, el secretismo sobre la situación con el virus en las prisiones, así como la aglomeración de pacientes en centros hospitalarios y el aumento de la multas.

Desde los Arabos en Matanzas, Alberto Corzo, director del Instituto Cubano de Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP), comenta que la situación es muy compleja en el municipio de Colón.

“Actualmente el mayor por ciento de casos está ubicado en el hospital docente territorial Mario Muñoz Monroy, allí hay médicos y enfermeras contagiados”, apuntó Corzo.

En el poblado de Torriente, en la municipalidad de Jagüey Grande, también en el territorio matancero, están aislados desde hace varios días y totalmente desabastecidos. Los presidentes de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) son los encargados de vender en la cuadra lo poco que llega, destaca el opositor Félix Navarro, quien preside el Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel.

“Dos oficiales de Tropas Especiales por cada cuadra han sido desplazados desde el pasado jueves para impedir que durante todo el día las personas salgan a la calle», dijo Navarro. Señaló además la situación que tiene el activista de derechos humanos Alexander Águila Sosa, quien está aislado, y por ser opositor no tiene libreta de racionamiento.

En Güira de Melena, provincia de Artemisa, fue cerrado desde el pasado 26 de marzo el Hogar Materno, donde estaban internadas más de 20 embarazadas, además del personal médico y de servicios. También se suma un brote en el reparto la Guerrilla, reporta el comunicador Jorge Bello.

“Tres días después, el 29 de marzo ya eran tres embarazadas que habían dado positivo al Covid-19, bajo un absoluto secretismo, luego aumentaron a seis las pacientes contagiadas, tuvieron que sacar a todas las embarazadas, están aisladas y no se sabe dónde. Dejaron al personal de servicio y médico, y ante la protesta de los vecinos tuvieron que cerrar totalmente la institución”, dijo Bello.

La periodista independiente Iliana Hernández, señala que en La Habana las instituciones médicas, hospitales y policlínicos están abarrotados, hay muchas personas con problemas respiratorios.

“No hay corazón en esta gente, las órdenes que le dan a la policía es para reprimir con multas a las personas que están desesperadas en la calle, no hay medicamentos y ya se acerca una hambruna”, alertó Hernández.

Adriano Castañeda, periodista independiente en la ciudad de Sancti Spíritus, informa que tuvo acceso el fin de semana a un reo recién liberado, quien le dijo que hay muchos casos de coronavirus en la prisión provincial Nieves Morejón.

“Está infectada la prisión de hombres, sacaron a las presas de la cárcel de mujeres para llevar para allí a los contagiados y sospechosos, las féminas fueron trasladadas al centro penitenciario El Chambelón”, contó Adriano.

Bayamo es la ciudad más afectada en la provincia de Granma, los casos siguen aumentando, y el foco principal es en el sistema penitenciario y de eso no hablan las autoridades, cuenta el activista y agricultor Emiliano González.

“En el municipio de Bayamo más de la mitad de los casos están en las prisiones, y de eso nadie habla. El Covid-19 se está yendo de las manos al gobierno en Granma”, expresó el agricultor.

Y desde Santiago de Cuba, Ovidio Martín Castellanos, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), concluye que en la ciudad la situación está fuera de control, y el riesgo es obligatorio «para no morir de hambre».

“Para tratar de encontrar algo diariamente para comer hay que salir para hacer esas largas filas, unos encima de otros y sin garantía alguna que alcanzarán de lo poco que venden”, dijo el opositor.

Source link