19/08/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

El MINSAP dice una cosa pero «son tantos los muertos, que es imposible esconder la verdad»

Radio Televisión Martí entrevistó este viernes a varios residentes en la isla que dieron cuenta de los innumerables problemas que enfrentan con la grave crisis epidemiológica.

Sigue la falta de transparencia de las autoridades con el total de fallecidos y personas contagiadas con el COVID-19 en Cuba; el faltante de PCR ha obligado a limitar la prueba a las personas que están hospitalizadas; debido al colapso en los hospitales el gobierno está instalando de emergencia instituciones médicas temporales para internar a los enfermos, mientras que aumenta el descontento del personal de salud ante las pésimas condiciones de trabajo para enfrentar la pandemia y las recientes críticas recibidas desde la cúpula gobernante.

En el municipio de Mayarí en Holguín, está fuera de control la situación con el COVID-19 y hay muchas personas muriendo, reportó el comunicador Osmel Ramírez Álvarez.

“Todo el mundo está enfermo, hay un déficit de personal de salud porque también están con el virus, no hay medicamentos, ni PCR, eso ha provocado un significativo aumento de los fallecidos en Mayarí, en los primeros tres días de esta semana murieron 24 personas, informó la emisora local Radio Mayarí, porque ya tenían los síntomas y uno solo ha sido reportado en el informe del Dr. Durán«, explicó el periodista en referencia al máximo experto en epidemiología en Cuba, el profesor Francisco Durán, encargado desde el inicio de la pandemia de los partes diarios del Ministerio de Salud Pública.

«Hay además un problema serio con los féretros, porque al morir tanta gente junta, no hay ataúdes y se están acumulando los cadáveres en la morgue que ya no tiene capacidad, la empresa forestal recibió instrucciones para comenzar de emergencia la fabricación de sarcófagos. Las personas están sin medicamentos, lo que se está usando mucho es el té de guayaba y de limón”, señaló Osmel.

En Cienfuegos hay médicos que ya han renunciado por falta de protección y recursos para enfrentar el rebrote, afirmó el periodista independiente Alejandro Tur Valladares.

Dentro del sector médico hay una indignación tremenda, porque son ellos los que tienen que darle la cara diariamente a la población para decirles que no pueden ponerle un tratamiento por falta del medicamento más elemental”, apuntó Alejandro.

La cifra que están reportando de fallecidos en la provincia de Matanzas, no corresponde con la realidad, aseguró la activista Annia Zamora.

“No hay test rápidos, siguen las mentiras y la falta de medicamentos, siguen los muertos, muchos muertos y no dan la cifra real”, alertó la opositora.

Varios pacientes en el hospital provincial Dr. Antonio Luaces Iraola, en Ciego de Ávila, al agotarse la reserva de oxígeno disponible intentaron trasladarlos hacia Morón, pero no tenían suficientes ambulancias, informa desde la ciudad de Morón la periodista de la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), Dairis González Ravelo.

“Este jueves en la página que tenemos en el pueblo, donde las personas ponen fotos y los nombres de los fallecidos por COVID-19, en Morón murieron seis personas”, dijo la comunicadora.

Anderlay Guerra Blanco, comunicador independiente, señala que ya no se puede ocultar el caos en la más oriental de las provincias: “La ciudad de Guantánamo tiene una situación verdaderamente alarmante, y es que son tantos los muertos, que es imposible por mucho que se quiera, esconder esa realidad”.

Desde el municipio de Nuevitas, en la provincia de Camagüey, el residente Olainis Tejera informó que allí no hay ningún recurso para enfrentar la pandemia.

“Por la televisión local Nueva Visión se reportaron nueve fallecidos por COVID-19, y por supuesto esa información fue censurada en el reporte del Ministerio de Salud Pública de Cuba”, destacó Tejera.

Desde Holguín, donde las autoridades decidieron instalar un hospital de emergencia en las cercanías de la terminal de ómnibus provincial, el activista Ramón Zamora denunció que siguen «sin medicamentos, sin PCR, y los hospitales se mantiene colapsados”.

Cuba superó el medio millón de casos de COVID-19, según el reporte divulgado hoy por el Ministerio de Salud Pública.

Se registraron 8 mil 312 casos nuevos, lo que eleva a 500 mil 216 el total de contagios y fallecieron en la jornada 85 personas, elevando a 3 mil 842 las muertes por COVID-19 desde que comenzó la pandemia el año pasado.

Permanecen ingresados 95 mil 237 pacientes, de ellos 44 mil 031 confirmados activos, 46 mil 753 con síntomas sospechosos y el resto en vigilancia epidemiológica.

La Habana reportó el mayor número de casos nuevos con 1,321, seguida por Cienfuegos con 1,142, Pinar del Río con 799 y Artemisa con 699, entre las provincias más afectadas.

Source link