12/08/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Director de Emergencias en Salud de la OPS cataloga de «muy difícil» la situación del COVID-19 en Cuba

Ciro Ugarte, el Director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconoció la gravedad de la situación epidemiológica en Cuba provocada por la pandemia de coronavirus y la propagación de la variante Delta.

En Cuba la situación sigue siendo «muy difícil» ya que la transmisión está muy activa, explicó el funcionario en declaraciones que cita la agencia Reuters.

«Creo que podremos movilizar la solidaridad y el apoyo para Cuba, también desde el lado humanitario«, dijo Ugarte y agregó que la OPS ya había enviado suministros médicos a la isla.

Cuba enfrenta uno de los peores brotes en el mundo por la propagación de la variante Delta, por ello el promedio de casos confirmados se ha multiplicado por ocho en dos meses pasando a 5.639 por millón habitantes, 10 veces el promedio mundial.

En la isla, una de cada cinco pruebas es positiva y el promedio de muertes confirmadas en siete días por COVID-19 es de alrededor de 52 por millón de habitantes, seis veces la media mundial, pero el número real podría ser mayor teniendo en cuenta los casos eventualmente no diagnosticados, alerta Reuters.

Cubanos desde la isla han denunciado insistentemente que las cifras oficiales reportadas en los partes diarios del Ministerio de Salud Pública ocultan la gravedad del asunto.

Esta semana, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel durante una reunión del gobierno reconoció que el país está «al límite de las capacidades» de infraestructura, de recursos, de medicamentos y de oxígeno.

Días después indicó que el rebrote ha sobrepasado las capacidades del sistema de salud, tensionando el trabajo de todo su personal, de todos los organismos que están apoyando en el enfrentamiento a la pandemia, y también porque existe un mayor consumo de medicamentos y oxígeno.

​La variante Delta, más infecciosa, ha sido detectada en 28 países y territorios de América, dijo Sylvain Aldighieri, Gerente de Incidente para COVID-19 de la OPS.

Cuba se negó a participar del Mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud, creado para que los países de ingresos medios y bajos accedan a las vacunas, en su lugar apostó por inocular a parte de la población con ensayos de vacunas producidas a nivel nacional.

Source link