Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

¿Cuándo se me acaben los mandados, qué comida le doy a mis hijas?

Una madre cubana denunció la precariedad con que sobrevive un profesional en Cuba y la carencia de alimentos para sustentar a una familia.

La mujer es profesora y madre de dos niñas. Vive en San Antonio de los Baños, provincia Artemisa. Su mensaje de denuncia de la crisis actual, lo dirigió al gobernante de la isla.

Facebook San Antonio de Los Baños

«Miguel Díaz-Canel… ¿Qué hago? ¿Cuándo se me acaben los mandados, qué les doy a mis hijas de comida? ¿Con qué lavo la ropa? ¿A dónde las llevo este mes a pasear, porque creo que es un derecho de los niños que se distraigan? ¿Cómo le explico a la pequeña que tiene que aguantar el calor y los mosquitos porque el país no tiene presupuesto para arreglar las roturas de las Termoeléctricas?», dijo Zahily Rivera.

Explicó que se dirigía al mandatario porque él pidió a los cubanos ser pacientes, pero pasan los años y la crisis económica y social no hace más que empeorar. Las personas no ven una solución cercana para sus conflictos.

«Le pregunto a usted porque fue usted el que expresó que tenemos que ser pacientes. Venga y viva lo que estoy pasando yo, y todo el pueblo, y luego exija paciencia. El pueblo tiene miedo de expresar lo que siente porque ustedes toman medidas por quejarnos y decir la verdad, pero basta ya», dijo.

En su mensaje Rivera también confesó las dificultades que enfrenta cada día para mantener su hogar, y las trabas para adquirir insumos y alimentos. 

«¿Qué vida es ésta? Me pasó todo el tiempo trabajando para pasar trabajo. Pasamos trabajo para dormir, tenemos calor y los mosquitos nos pican; para comer y me imagino que no tenga que explicar el por qué; para bañarme porque sólo nos dan un jabón al mes y para lavar ni digamos. ¡Este mes no nos tocó!!», dijo.

La cubana explicó que para coger agua en su casa también se enfrenta a una odisea porque es «cada 3 días, durante solo 12 horas». Ese horario coincide con apagones en su vivienda y en el circuito del acueducto, por lo que también tiene interrupción del servicio en el corto horario establecido.

Solo tiene cuatro horas, entre las 12 de la madrugada y las 4:00 am para recopilar agua suficiente para tres días. Esta situación la sufren a diario miles de cubanos, que deben incluso cargar los cubos de agua subiendo por las escaleras en los edificios para llenar tanques en los apartamentos y acumular el preciado líquido para varios días.

Facebook San Antonio de Los Baños

La semana pasada otra madre cubana denunció los altos precios de las confituras y la venta de estos productos en moneda libremente convertible (MLC). La mujer cuestionó la gestión del Estado y su publicación se hizo viral en las redes sociales.

“Yo no quiero una vida llena de lujos, quiero solo lo necesario para que mis hijos tengan una infancia feliz, quiero darle a mis hijos con el sudor de mi trabajo lo necesario para vivir y por qué no, darle también sus gustos”, subrayó la cubana.

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora