23/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

Correos de Cuba admite robos y adulteración en paquetes internacionales, pero dice que son hechos aislados

«Correos de Cuba le asegura a sus clientes que este tipo de hechos lamentables y aislados nunca quedarán impunes; y a los trabajadores de Correos o de otras entidades cubanas, que se compruebe son responsables de los mismos, o que pudieran estar vinculados a dichos hechos, se les aplicarán con todo rigor las medidas disciplinarias, administrativas y judiciales que correspondan; y los destinatarios de esos envíos serán indemnizados conforme a la legislación vigente en nuestro país», señaló.

«Los clientes de Correos de Cuba que hayan sido afectados por hechos como estos, o que deseen expresar sus criterios o comentarios al respecto y en general sobre nuestros servicios, pueden hacerlo a través de nuestro sitio web, cuya dirección es www.correos.cu; así como en la página en Facebook del Grupo Empresarial Correos de Cuba«, agregó.

image.png

«A los afectados en particular por los casos ocurridos en Santiago de Cuba, les sugerimos comunicarse con las Oficinas de Atención al Cliente de nuestra organización, a través del teléfono 80244644 del Centro de Llamadas de Correos de Cuba (que funciona las 24 horas del día); de la Empresa de Correos Santiago de Cuba (22-654412 ó 628215); de la Empresa de Mensajería (76491435 ó 76417338); y por los correos electrónicos: atencion.cliente@ecc.cu; atencion.cliente@scu.ecc.cu y atencion.cliente@mci.correos.cu», concluyó.

El Gobierno cubano aprobó la semana pasada «la existencia de otros operadores de servicios postales no básicos y suplementarios«, así como «indemnizaciones por la pérdida, avería o expoliación de envíos postales«, entre otras cuestiones establecidas en el Decreto-Ley 30 de los Servicios Postales, publicado en la Gaceta Oficial.

Aunque se justifica constantemente, Correos de Cuba es blanco de frecuentes quejas por el mal servicio que ofrece.

En diciembre del año pasado negó en una declaración oficial que sus empleados fueran ladrones, como los han calificado clientes que han recibido paquetes del exterior vacíos o con ausencia de una parte de su contenido.

La empresa inscribió esas denuncias dentro de una supuesta «campaña mediática organizada y financiada desde EEUU contra el Gobierno cubano y sus instituciones». La entidad estatal puso en duda la autenticidad de esas quejas y las catalogó de «difamación».

Source link