27/07/2021

Patria y Vida

Noticias de Cuba y el mundo.

«Aquí no hay nada, aquí lo único que hay es represión», denuncian activistas desde Cuba

Tras las protestas que dieron inicio el 11 de julio en Cuba continua el descontento popular mientras se recrudece la vigilancia por parte de régimen. Desde La Habana la activista Anaís Penalba así lo confirmaba a Radio Martí

“Bueno, aquí donde yo vivo, mira si mejoró algo, que pusieron hasta cámaras para ver cómo están las cosas, ¿eso es mejoría? Todo esto es para controlar más al pueblo”, denunció Anaís.

Penalba, quien reside en el reparto conocido como la Güinera, una zona donde tuvieron lugar protestas populares en La Habana, nos confirmó que persisten las carencias de todo tipo, también lo apagones y la falta de agua potable.

“Ve eso?, hace dos minutos quitaron la luz otra vez, ¿eso es alguna mejoría? No hay agua, ¿eso es alguna mejoría?”, insistió Anaís Penalba, “Las tiendas están vacías, los kioscos están vacíos, ¿vemos alguna mejoría?, yo creo que no”, aseguró la activista habanera.

La falta de medicinas y el incontrolableo aumento de los casos de Covid-19 fueron dos detonantes para las manifestaciones en la isla.

En Colón, Matanzas según la activista Regla Burunate, la situación empeora con relación a la atención médica y el manejo del virus por parte de las autoridades de salud.

“Me acuesto tarde, a veces son las dos, las tres, las cuatro de la mañana y yo estoy sentada ahí en la sala. El único sonido de un carro que usted siente es el carro fúnebre porque, a esa hora, cuando se mueren las personas, van para el cementerio y tienen que pasar todos por aquí”, explicó Regla Burunate.

“La Covid aquí sigue igual, igual no, ¡peor!, aquí no ha mejorado nada, aquí lo que se recrudece es la represión; en los hospitales hay pésimas condiciones, no hay medicamentos,

Están las Brigadas Henry Reeve aquí (brigadas de médicos cubanos que el gobierno envía al extranjero) y total, usted puede ordenar un tratamiento al paciente y si no hay los medicamentos y si no hay las condiciones, es por gusto”.

“Las personas ya no tienen que esperar a que alguien se los diga porque ellas mismas lo están sufriendo”, concluyó Burunate.

Source link