Patria y Vida

Noticias de Cuba y Mucho Más

«Anoche me sonaron un apagón desde la 1 hasta las 4 am, con esto mi concepto de solidaridad se va a la mierd…»

 

La Habana sufre desde este lunes apagones programados diarios, lo que supone una nueva etapa en la crisis energética de Cuba. La capital había esquivado hasta el momento los cortes por su condición de centro político y económico, y haber sido el mayor polo de las protestas del año pasado.

El Gobierno cubano ha admitido que la situación energética de la isla no se solucionará en el corto plazo y reconocido que el problema está generando una fuerte irritación en la sociedad.

«Anoche me sonaron un apagón solidario desde la 1 hasta las 4 am !!! Con cosas cómo está mi concepto de solidaridad se va a la m….. !! 😡😡», escribió en Twitter el internauta Jorge LD.

Desde marzo los cortes se han ido recrudeciendo en la isla y en las últimas semanas se han registrado protestas menores en varios puntos del país con los apagones como motivo.

En los últimos cuatro meses la estatal Unión Eléctrica (UNE) ha avanzado cortes de electricidad en distintas áreas casi a diario.

La compañía ha anunciado déficit que en ocasiones superan el 20 % de la capacidad máxima de generación en el horario pico.

En algunos casos, los residentes de distintas provincias del país han denunciado en redes cortes de más de diez horas al día.

El problema energético preocupa particularmente al Gobierno cubano por su sensibilidad. Desde mayo, la Presidencia ha informado todas las mañanas sobre la disponibilidad de megavatios por jornada.

El malestar que provocan los apagones fue una de las razones que motivaron las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021, las mayores en décadas, según apuntaron distintos analistas.

El país atravesaba entonces una crisis sanitaria por la pandemia y otra económica, que aún persiste, con desabastecimiento de alimentos y medicinas, una fuerte inflación y la expansión de las controvertidas tiendas en divisas.

A esto se sumaban los cortes, que impiden el uso de los aires acondicionados -en los meses más cálidos del año-, las cocinas eléctricas, las compras con tarjeta y, si se prolongan, acaban afectando a las comunicaciones móviles y los alimentos congelados.

Los apagones han generado protestas menores en las pasadas semanas en distintos puntos del país y se han reproducido en vídeos que recorren las redes sociales.

El Gobierno provincial de La Habana anunció el viernes que a partir de este lunes, al menos en la primera quincena de agosto, las distintas áreas de la capital sufrirían cortes de cuatro horas dos veces por semana.

Source link